Para Libres del Sur Macri y Cristina "son dos proyectos agotados".

Para Libres del Sur Macri y Cristina

Libres del Sur apuesta a Alternativa Federal y dice que Macri y Cristina "están agotados"

El partido Libres del Sur ya lanzó a su principal referente como candidato a presidente en las próximas elecciones. El cordobés Humberto Tumini apuesta a un frente electoral en el que confluyan los gobernadores peronistas de Alternativa Federal, el socialismo y parte del radicalismo como opción al presidente Mauricio Macri y la expresidenta Cristina Fernández, dos proyectos a los que consideró "agotados".

"Vamos a intervenir en ese frente con mucha agenda propia, hay que hacer un país feminista, hay que tomar la agenda feminista fuertemente", anticipó Tumini.

En Córdoba, la presidenta de este partido de izquierda, Betiana Cabrera Fasolis, logró un acuerdo con Olga Riutort para acompañarla en un nuevo intento de ir por la intendencia. También apoya la posibilidad de que el justicialista Facundo Rufeil sea intendente de La Calera.

-Lanzó su candidatura a presidente recientemente, pero con la idea de apuntar a un espacio más amplio para competir contra Cambiemos y contra el kirchnerismo.

-La idea es competir con Cristina y con Macri, mi visión es que ellos van a encabezar sus respectivas propuestas que nosotros consideramos agotadas. Interpretamos que el gobierno de Macri es muy malo por donde se lo mire, seguramente va a culminar siendo una muy mala gestión o un muy mal gobierno; y que el gobierno de Cristina fue un fracaso y la Argentina requiere una nueva alternativa política que le logre dar un nuevo rumbo a la nación.

"Este espacio se va armando paulatinamente, yo estimo que en marzo, más tardar abril va a estar constituido".

-¿De qué manera se compite contra ellos?

-Creemos que hay que hacer un gran frente, en ese gran frente los sectores progresistas tenemos que tener arte y parte y tenemos que tener presencia y mi candidatura tiene que ver con eso. Libres del Sur es una expresión de las fuerzas progresistas de izquierda en la Argentina con una propuesta determinada. Nosotros somos muy optimistas, creemos que este espacio se va armando paulatinamente, yo estimo que en marzo, más tardar abril va a estar constituido.

-Eso quería preguntarle, usted fue uno de los primeros del espacio en lanzar candidatura, ¿los demás están a la expectativa de ver qué pasa con el kirchnerismo?

- Juan Manuel Urtubey la lanzó días atrás, viajaron a Salta. (Sergio) Massa no la lanzó directamente, pero casi directamente, (Miguel Ángel) Pichetto dice que quiere ser; del lado del progresismo yo lo veo a Miguel Lifchitz, no sé si va a ser candidato, pero claramente embarcado en la construcción de esta opción política. Deben haber más de 10 reportajes de Lifchitz en el último mes en el mismo sentido y lo mismo Margarita Stolbizer. Este espacio se va a constituir y lo va a hacer en una alianza de fuerzas nacionales mayoritariamente del peronismo y de fuerzas progresistas. Tengo alguna duda si va a participar de este espacio Ricardo Alfonsín. No lo descarto en absoluto, lo que pasa que él seguramente va midiendo los tiempos del debate dentro del propio radicalismo. Sería muy interesante que un sector del radicalismo que expresa Alfonsín forme parte de esta alianza.

-¿Cuál es su opinión hoy de esta liga de gobernadores que constituyen Alternativa Federal? Porque ustedes fueron muy críticos con ellos en su momento...

-Por supuesto, solemos hablar de frente, cuando tenemos expresiones críticas somos críticos. Ahora, creo que el país vive una situación sumamente compleja y que la salida del macrismo y del kirchnerismo, que para nosotros es la única forma de encontrar un proyecto de país, requiere una alianza muy amplia. Es más, ya prácticamente no hay gobiernos de fuerzas individuales, si vos observás Cambiemos es una alianza sumamente heterogénea, ni que hablar el kirchnerismo. En líneas generales conducir los países requiere una amplitud de representación que te permite efectivamente llevar adelante estrategias y planes de gobierno, en ese sentido nosotros hemos tenido críticas con algunos de los gobiernos, como el de Córdoba, muchas veces lo hemos criticado, pero creemos que hay que constituir una alianza bien amplia. El país está en una situación extremadamente difícil, no te voy a hablar de hace 40 años atrás, porque hace 40 años que en este país el Producto Bruto per cápita no crece, pero hace ocho años que no crece la economía, esa es la situación real del país. Este gobierno la ha endeudado a niveles insólitos, lo cual es una pesada loza en el próximo gobierno para poder desplegar políticas de crecimiento. (Néstor) Kirchner pudo llevar adelante políticas de crecimiento en el 2003 porque Rodríguez Saá declaró el default de la deuda externa, entonces él hasta el 2005 no pagó deuda externa y a partir de ahí Roberto Lavagna, ministro de Economía, le hizo una quita del 66 por ciento, entonces cuando empezó a pagar, empezó a pagar mucho menos. Eso permitió en alguna medida despegar las fuerzas productivas. Ahora tenemos una deuda que se acerca al 100 por ciento del PBI contraída mayoritariamente por este gobierno, pero además con plazo de pago sumamente corto, entonces si uno no tiene un gobierno de una amplia base política y social de acuerdo nacional, va a enfrentar una situación sumamente difícil.

"Hay que rediscutir con el FMI, cerrar este acuerdo y rediscutir uno nuevo que estire los montos y plazos de pago porque sino el país no tiene ninguna salida".

-El gobierno nacional intenta poner en agenda la seguridad como parte de su campaña. De todos modos también hay una preocupación general en torno al control de la inflación, ¿qué propuestas tiene que tener un próximo gobierno para aplacarla?

-La primer propuesta nuestra es que hay que rediscutir con el FMI, cerrar este acuerdo y rediscutir uno nuevo que estire los montos y plazos de pago porque sino el país no tiene ninguna salida. La segunda propuesta es utilizar los recursos naturales para poder desarrollar nuevos proyectos productivos, es decir, tenemos que poner en discusión a dónde va a ir el dinero que se obtenga de Vaca Muerta. Se hace como en los años '90 como propone Macri, llevárselos las multinacionales y que se vaya el usufructo de los recursos naturales al exterior, o se va a utilizar para desarrollar el país. Nosotros para poder salir con un proyecto productivo necesitamos recursos y tienen que salir de estirar el pago de la deuda porque si todo va a la deuda no hay salida productiva. Yo creo que ese es el gran debate. Después tenemos que discutir el sistema político, hay un corte visible con el sistema en la Argentina, por supuesto entre otras cosas porque la dirigencia que condujo este país durante 40 años hizo un desastre atrás de otro, pero además porque no se consulta a la sociedad. Este es un sistema representativo donde los representantes no consultan a la sociedad. Inglaterra toma la decisión del Brexit, una decisión tremenda, hicieron un referéndum, pero consultan. Acá se hace un acuerdo con el FMI, que tiene peores implicancias para la Argentina que lo del Brexit, no lo consultan ni al Congreso, no pusieron en debate ni en el Congreso el acuerdo con el fondo, entonces por supuesto cuando después vienen las consecuencias hay un corte profundo con el sistema político. Hay que ir a una democracia representativa, hay que ir a otro tipo de democracia en la Argentina.

-¿Lo ve al espacio, desde el peronismo hasta el socialismo, permeable a discutir este programa o es más una alianza electoralista y nada más?

-Absolutamente, yo he leído declaraciones de Massa donde plantea que hay que sentarse con el FMI y rediscutir este acuerdo en montos y plazos, Urtubey plantea ir a un sistema menos presidencialista y a una democracia más participativa. Por supuesto que he leído a Stolbizer y Lifchtiz plantear qué vamos a hacer con los recursos naturales, quién se lleva los recursos, para la nación o las multinacionales. Visiblemente estos planteos están dentro de este espacio político, son los grandes temas nacionales y hay respuestas que no están muy lejos de lo que estamos nosotros, para nada.

"El kirchnerismo a nivel nacional es funcional a Macri, no hay ninguna encuesta en el país, salvo las que hacen ellos, que les de a Cristina ganándole a Macri".

-Hace poco tuvieron una división dentro de Libres del Sur, el planteo de esa división consideraba que el kirchnerismo forme parte de ese gran acuerdo del que habla ¿el límite es Cristina?

-El motivo por el que se fueron es que nos plantearon que teníamos que ir con Cristina Kirchner, van a ir con Cristina Kirchner. Nosotros creemos que el kirchnerismo es un fenómeno político agotado en la Argentina porque fracasó, estuvo 12 años en el gobierno. Los últimos cuatro años de Cristina hubo cero crecimiento del PBI, desde el 2012 al 2015 en que se fue. Segundo, dejó 30 por ciento de pobreza, tercero, dejó una industria más chica que cuando empezó y una estructura productiva más concentrada y más extranjerizada; todas las cosas que decía que iba a hacer, a la inversa. La expresión manifiesta del fracaso es que le gana la derecha electoralmente, la derecha no ganaba electoralmente desde principios del siglo XX en la Argentina. Una parte mayoritaria de la sociedad decidió que ese gobierno había fracasado, ella había perdido las elecciones del 2013, perdió en el 2015 y perdió ella personalmente de candidata con un ignoto como Esteban Bullrich en el 2017. Es un proyecto agotado y divisionista, donde está Cristina divide, objetivamente para nosotros no hay que hacer ningún acuerdo con Cristina Kirchner.

-Al parecer, por las encuestas, el kirchnerismo conserva un piso de votos competitivo ¿cómo ve esta situación?

-El kirchnerismo a nivel nacional es funcional a Macri, no hay ninguna encuesta en el país, salvo las que hacen ellos, que les de a Cristina ganándole a Macri porque objetivamente hay una porción mayoritaria de la sociedad, incluso una porción que está en desacuerdo con el actual gobierno, pero está más en desacuerdo con volver al pasado. Nosotros no tenemos nada que ver con eso, Victoria Donda, por intereses personales decidió ir al kirchnerismo. Ella votó el desafuero de Julio De Vido, no sé qué haría ahora si dijeran que hay que desaforar a Cristina Kirchner, porque tiene muchas más causales que De Vido para que vaya a la Justicia sin fueros. Nosotros seguramente diríamos lo mismo, a ella no la escucho más hablar de corrupción desde que ha volcado para allá. Para nosotros ese es un proyecto fracasado, agotado y divisionista. Nosotros con el kirchnerismo de Cristina Kirchner no tenemos nada que ver.

Publicado en: lavoz.com.ar

Arriba: La presidenta local del partido, Betiana Cabrera Fasolis, y el candidato Humberto Tumini. (foto: Javier Ferreyra)