Miles de personas alrededor del Congreso por el aborto legal

Miles de personas alrededor del Congreso por el aborto legal


clarin.com

Marchas a favor y en contra del aborto, con stand up de “famosas” en vivo

En los alrededores del Congreso se mezclan muestras de las diferentes opiniones.

Nahuel Mercado Díaz

Poco después del comienzo del debate histórico sobre la despenalización del aborto, con una audiencia donde expondrán abogados constitucionalistas, médicos, periodistas y artistas, afuera una nutrida columna de militantes por la Campaña Nacional por el Aborto Seguro, Libre y Gratuito, comenzaron a manifestarse.

Sobre la avenida Rivadavia se despliegan las banderas y pancartas de los distintos colectivos de mujeres y partidos de Izquierda que le ponen color a la protesta: Las Rojas del MST con banderas que hacen honor al nombre, la agrupación Pan y Rosas del PTS con el violeta, el Plenario de Trabajadoras del PO con el color naranja, el colectivo Mumala con un multicolor, todas se entremezclan con una gran bandera verde que pide por el Aborto Legal Ya.

Antes de ingresar al debate, la diputada Victoria Donde habló con Clarín: “Estoy con mucha ansiedad, es una jornada que nos costó mucho conseguir y por eso necesitamos que el debate se de con mucha tranquilidad y que se reconozcan nuestros derechos”.

Pasadas 11, la avenida Rivadavia fue cortada en su totalidad pues, entre Callao y Combate de los Pozos, se mezcló el escenario de la Campaña por el Aborto con la protesta del Sindicato de Conductores de Taxis de la Capital Federal contra UBER “.

Después del mediodía, tras escuchar las palabras del dirigente gremial José Ibarra, los taxistas se fueron al ritmo de la marcha peronista y el asfalto quedó copado por la militancia a favor del aborto.

Afuera del Congreso, marchan a favor del aborto legal seguro y gratuito. Foto Pedro Lázaro Fernández

Allí, cerca del mediodía pasó Malena Pichot y la señorita Bimbo, que le pusieron una carga de humor a la jornada con una dedicatoria especial para los periodistas Antonio Laje, Eduardo Feimann y Baby Etchecopar.

Luego continuará con un show de música y una radio en vivo, que transmitirán lo que transcurra en la comisión, además de la exposición de referentes de la lucha feminista. Debajo de los gazebos verdes se puede conseguir remeras a $ 200, libros, calcos, pins, parches, artesanías y los pañuelos verdes a $ 40 para sumarse a la protesta.

“Esto es histórico porque nunca se dio, es una deuda que tiene la democracia con las mujeres, que es reconocido el derecho, no apoya el aborto, es el reconocimiento del derecho a decidir”, afirma la ex legisladora y dirigente del MST Vilma Ripoll .

Por su parte, Vanina Biasi dirigente del PDT y del Partido Obrero expresó su crítica a un “formato paritario” para las audiencias sobre el aborto que “está lejos de reflejar la realidad”.

“No solo porque hay muchas encuestas abiertas que la mayor parte de la sociedad está a favor de un cambio en la legislación que avanza contra la penalización y la mayoría de los operadores anotados para argumentar en estas audiencias también consideramos que debe ser”, señaló a Clarín.

A pocos metros de allí, sobre la plaza de los Dos Congresos está montada desde ayer la carpa de ATE y la CTA Autónoma, donde trabajadores de la mina de Río Turbio reparten volantes para denunciar el vaciamiento del yacimiento en el sur.

En el acampe estatal, con reclamos puntuales sobre los despidos en el sector, el tema de la despenalización también se metió. A las 14, habrá una charla sobre “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, una de las frases que se volvió consigna de quienes apoyan la despenalización.

A la tarde harás lo propio las organizaciones agrupadas en “Pro Vida” , que planean concentrar a las 15.30 frente al anexo de la Cámara baja para hacer un “banderazo” en el Congreso para manifestar su “rotundo rechazo al aborto y demandar políticas a favor” “de la mujer y del niño por nacer”. “Argentina oramos por vos”, dice una bandera desplegada desde un balcón, cerca del Anexo del parlamento.

Habrá que ver que sucede allí, donde decenas de militantes a favor de la despenalización del aborto continuarán en el lugar manifestándose hasta el cierre con el “pañuelazo” cerca de las 18 horas.


ambito.com

Marchas a favor y en contra de la despenalización del aborto coparon el Congreso

Un nutrido grupo de personas se concentró este martes frente al Congreso de la Nación para participar de las manifestaciones a favor y en contra de la despenalización del aborto, iniciativa que comenzó a ser debatida esta mañana por los diputados.Mujeres, hombres, familias enteras y columnas de diversas organizaciones políticas, sociales y sindicales participaron de la concentración a favor del proyecto para la despenalización del aborto que se trató hoy en un plenario de comisiones de la cámara de Diputados.

Esta movilización fue la más numerosa y ocupó toda la calzada de la avenida Rivadavia entre Callao y Riobamba, dónde además se montó un escenario.

Cerca de las 18 todos los manifestantes que formaban parte de la movilización a favor del proyecto elevaron los pañuelos verdes que identifican la campaña a favor de la despenalización para que los medios de prensa presentes pudiesen tomar imágenes del “Pañuelazo”.

Una organización identificada con banderines rojos con la leyenda “en defensa de la vida”, reunió a cerca de doscientos manifestantes en el acceso al anexo de la cámara de Diputados sobre la calle Riobamba, entre Rivadavia y Mitre, dónde cantaron consignas en contra de la despenalización, desplegaron una bandera argentina y lanzaron algunos fuegos pirotécnicos.

Las movilizaciones comenzaron esta mañana junto con la jornada de debate de los diputados, cuando mujeres de diversas organizaciones unificadas en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito se movilizaron bajo la consigna “Ni una muerta, ni una presa más por aborto clandestino”.

“Este es un momento muy importante que logramos con movilizaciones tras doce años de reclamo por el derecho al aborto y con 32 años de encuentros nacionales entre mujeres en la Argentina. Se trata de una ‘despenalizacion social’ y por eso se está debatiendo”, explicó a Télam Estela Díaz, de la Campaña Nacional y de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Para Díaz, la irrupción del #NiUnaMenos, en 2015, “visibilizó aún más a las mujeres y sus derechos”.

“‘Ahora que si nos ven’, como dice nuestro lema en las calles, ‘vivas nos queremos’ supone terminar también con la criminalización del aborto y muertes de mujeres gestantes que lo practican en clandestinidad”, recalcó la militante.

Por su parte, la representante de la ONG Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá), Raquel Vivanco recordó a Télam las consignas de la Campaña por la legalización: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir’, es un debate que está ganado en la sociedad y se expresa hoy de manera democrática en el Congreso”, dijo.

“Las estadísticas hablan de que hay 500.000 abortos en el país y cerca de 70.000 mujeres llegan a hospitales con causas derivadas de esa práctica en la clandestinidad. Quienes mueren son las mujeres y muchas son pobres”, aseguró Vivanco.

Junto a organizaciones de mujeres de la Campaña por el aborto legal y gratuito, entre ellas Mumalá y revistas feministas, se unieron en la entrada de la Cámara de Diputados, organizaciones políticas de Izquierda.

Alrededor de doscientas personas se sumaron al banderazo contra el proyecto de la ley que propone la despenalización del aborto, bajo las consignas “Salvemos las 2 vidas” y “Sí a la vida”.

Los manifestantes identificados con banderas y pañuelos rojos se encolumnaron detrás de una bandera argentina y cerca de las 16 llegaron al Congreso por Riobamba, hacia avenida Rivadavia, donde un operativo policial separaba a esta manifestación de la otra que se realizaba a favor del proyecto de ley.

“Estamos manifestándonos en defensa de la vida, de la mujer y el niño por nacer. Sabemos que la vida del niño comienza en la concepción por eso es importante ofrecer alternativas a la mujer que se enfrenta ante un embarazo inesperado”, señaló hoy a Télam Silvina Patano, de Citizengo Argentina y mamá de dos chicos de uno y tres años.

Y agregó: “el aborto no es solución porque es terminar con la vida de su hijo y lo único que le va a dejar es un vacío enorme y en muchos casos también consecuencias post aborto”.A su vez, indicó que “la alternativa al aborto es la adopción y en el mejor de los casos ayudarla a que pueda criar a sus hijos”.

Por su parte Cecilia Bra, afirmó: “la idea es que salvemos las dos vidas, tanto de la madre como la del bebé y en caso de un embarazo no esperado o una violación acompañarla y llevarla a que tenga su bebé”.


pagina12.com.ar

Miles de personas se congregaron alrededor del Congreso para apoyar el proyecto

Otro pañuelazo, otra jornada de reclamo

Miles de manifestantes a favor de la legalización del aborto inundaron de verde los alrededores del anexo de la Cámara de Diputados para apoyar el debate que comenzaba dentro del edificio. Durante toda la jornada hubo actividades, talleres y radios abiertas para visibilizar el reclamo. Al terminar la tarde, un pañuelazo de la Campaña Nacional por el Derecho al aborto (CNDA) fue el momento culminante de una jornada histórica. Unas horas antes, muy cerca de allí, un reducido grupo se manifestó en contra del proyecto con un banderazo de los sectores autodenominados provida.

“Acá queda claro que si los legisladores están debatiendo la despenalización del aborto es porque las feministas logramos traspasar las paredes del Congreso a fuerza de instalar el tema en la sociedad, en los medios y en el sentido común”, sostuvo Karina, una joven activista estudiantil, a las seis de la tarde, mientras la salida de subte de la estación Congreso no dejaba de expulsar mujeres, madres, trabajadoras, jubiladas, jóvenes, adolescentes y familias con pañuelos verdes que no cabían en la apiñada cuadra sobre la avenida Rivadavia, a minutos del cierre del pañuelazo.

Si bien la actividad fue incesante durante todo el día, alrededor de las tres de la tarde las diversas organizaciones comenzaron a concentrar frente al anexo. A lo largo de Rivadavia, entre Callao y Riobamba, las banderas de las organizaciones, con distintos logos y colores, convergieron en un mismo reclamo, aborto legal, expresado con distintas consignas: “Aborto legal, ahora es cuando”, “Ni Una Menos”, “Separación de la iglesia y el Estado”, a lo que se sumaban los cientos de carteles y pancartas manuscritas, y las ya clásica inscripciones corporales.

Detrás de un camión con acoplado que ofició de escenario, asomaba la bandera verde de la Campaña, que convocó al pañuelazo bajo la consigna

“Ni una muerta, ni una presa más por aborto clandestino”. Enfrente, sobre el edificio del Congreso, las banderas de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá), de la agrupación Pan y Rosas, de Juntas y a la izquierda, de Isadora-Mujeres en lucha, se mezclaban con carteles de Ctera, Suteba y CTA, de estudiantes del Instituto Fernando Fader y cientos de consignas ambulantes escritas en los cuerpos y las caras de las jóvenes: “mi útero, mi decisión”, “aborto ya!”, “Las ricas abortan, las pobres se mueren”, entre muchas otras, y todo acompañado por tambores, percusiones y megáfonos que propalaban cantitos de un lado al otro de la concentración.

A esa misma hora, a la vuelta de la esquina, sobre la calle Riobamba y separados por un cordón policial, el grupo de los antidespenalización, con banderines rojos con la consigna “salvemos las dos vidas”, eran motivados por un musicalizador contratado. Al ritmo de “La sonrisa de mamá”, el clásico (?) de Palito Ortega, la pequeña multitud coreaba: “Esa flor que está naciendo/ Ese sol que brilla más/ todo eso se parece/a la sonrisa de mamá”.

Después, el ritmo del corazón de un bebé comenzó a sonar, y al sonido acompasado se unieron las palmas y la consigna gritada una y otra vez desde un megáfono: “es la voz del niño por nacer, la voz que no se escucha”. Y detrás, el cantito: “Te digo que aunque quieran matarte/te voy a defender/ diputados, senadores te pedimos por favor/ que legisles por la vida de los dos/ abortistas la mentira defendés/ te cagaste en la vida de la madre y el bebé”.

Detrás de una bandera con un bebé dibujado y con la consigna “soy Argentina, déjenme nacer”, se congregaron alumnos de colegios confesionales, fieles católicos y evangelistas, nacionalistas, y convencidos sin otra adscripción.

Dominica Beltrami, del Frente Joven, explicó que “desde la plataforma provida defendemos al niño por nacer desde su concepción y a la mujer. Y queremos mostrar que hay una parte importante de la sociedad que defiende al niño y a la madre. La mujer tiene derecho decir, pero el aborto no es decidir sobre su propio cuerpo sino el de otro”, remarcó la joven antes de volver a cantar. A última hora, algunos diputados como Alfredo Olmedo y Walberto Allende pasaron a saludar a los congregados, que los recibieron con aplausos y más cantitos alusivos.

A metros, sin llegar nunca a cruzarse, las activistas verdes respondieron con carteles algunas de las consignas: “No sos Provida. No te importa la vida del gestante. No te importa su muerte. Estas a favor de la clandestinidad para dejar tu conciencia moralista tranquila”; o “encubrir el aborto es privilegio de clase”. También llegaron los cantitos: “A la iglesia católica, apostólica y romana, que se quiere meter en nuestra cama, les decimos que se nos da la gana, de ser puta, travesti o lesbiana, Aborto legal, en el hospital”.

“Aparte de ser un problema de salud pública porque se mueren mujeres que acceden a abortos clandestinos, el Estado no dándole la opción de decir sobre su cuerpo esta regimentando su decisión de reproducción, su libertad de cuándo ser madre o no”, dijo Mercedes, una joven veinteañera que se acercó al escenario de la Campaña.

Pasadas las 18, el pañuelazo comenzó a armarse, primero con las tumbadoras y tambores del grupo Taller Batuka que hicieron arder el ambiente. Después, la lectura del poema de Valeria Flores estrechó filas y espejó: “Yo aborté y soy la empleada doméstica del 5º “A”/ Yo aborté y soy la funcionaria del Ministerio de Salud/ Yo aborté y soy la maestra que enseña a tus hijas…” para que finalmente los pañuelos verdes tomaran el aire alzados en cientos de manos.


Comentarios

Artículos Relacionados