Los niños pobres son la variable de ajuste. Un millon y medio subalimentados.

Isaac Rudnik / Nacional
Por Isaac Rudnik / Nacional mayo 6, 2019 10:55

Los niños pobres son la variable de ajuste. Un millon y medio subalimentados.

Los alimentos en 2019 suben 15%.

Los/as niños/as pobres son la variable de ajuste. Un millon y medio subalimentados

Los precios de los alimentos subieron 15% en el primer cuatrimestre 2019. Los niños/as de los hogares más pobres son la variable de ajuste.

Siete millones de niños y niñas bajo la línea de pobreza y un millón y medio sub alimentados

El gobierno busca detener el acelerado proceso inflacionario en curso mediante insustanciales programas pactados con las cadenas de comercialización y producción de alimentos para “congelar los precios de 64 productos esenciales”; o a través de medidas como la subas de las tasas de interés a valores superiores al 70% que inducen caída del consumo, producen fuerte recesión, y crecimiento del desempleo, a lo que le agregan nuevos acuerdos con el Fondo Monetario con los que intentan anclar el precio del dólar.

 

Pero los resultados están a la vista: en el primer cuatrimestre el valor de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) se incrementó más del 15%, mientras las ventas minoristas cayeron 12,6% (según CAME); el dólar volvió a subir su valor en abril más del 5% (de $43,70 a $46); y el desempleo que había sumado 400 mil nuevos desocupados en 2018, siguió aumentando en este primer cuatrimestre de 2019.

Según el relevamiento mensual de los 57 productos de la CBA, que hacemos desde el Índice Barrial de Precios (IBP) en 350 comercios de 20 distritos del Conurbano Bonaerense, en abril los precios aumentaron 2,54%. En los primeros cuatro meses de 2019 subieron más de un 15%, mientras que en la comparación interanual la CAB se incrementó 67,51%.

Doce meses atrás, en abril de 2018, una familia de dos adultos/as y dos niños/as pequeños/as necesitaba $6.733,03 para cubrir sus gastos mensuales de alimentación, en abril de 2019, requería para cubrir igual consumo de alimentos indispensables $11.278,33 (67,51%).

 

La misma familia hace un año precisaba para cubrir sus gastos básicos totales (que incluyen además de la alimentación, transporte, tarifas, educación, etc) $17,236.55; en abril 2019 para iguales requerimientos necesitó $27.857,47 (+61,62%).

 

El avance implacable de los precios de las Canastas Básicas sin aumentos equivalentes en las remuneraciones salariales y asignaciones sociales, viene produciendo un precipitado deterioro en el poder adquisitivo de las familias -especialmente en las de menores recursos- con graves consecuencias para niños/as y adolescentes.

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA desde diciembre de 2018, del total de los 13,1 millones de niños y niñas y adolescentes que hay en nuestro país, el 51% está bajo la línea de pobreza (pertenecen a familias que no cubren sus requerimientos básicos totales). Mientras que el 10,9% de ellos habitan en hogares indigentes que ni siquiera alcanzan a cubrir sus necesidades básicas de alimentación.

 

En el año 2015 los niños/as y adolescentes de 0 a 17 años en condiciones de indigencia llegaba al 7,8% del total, mientras que en 2018 ese porcentaje creció hasta 10,9%. Lo que significa que actualmente en nuestro país casi un millón y medio de niños y adolescentes están sub alimentados.

Las medidas económicas del gobierno no parecen considerar el agravamiento constante de la situación de casi siete millones de niños/as y adolescentes cuyas vidas pasan por situaciones de profunda precariedad, que solo podrían interrumpir la tendencia descendente que atraviesan desde años mediante la implementación de políticas públicas específicas.

Después de casi cuatro años de hacerse cargo de la administración nacional, es claro que no está entre sus objetivos, hacerse cargo de esta problemática.

Isaac Rudnik / Juan Fresno


Isaac Rudnik / Nacional
Por Isaac Rudnik / Nacional mayo 6, 2019 10:55