Humberto Tumini y Pepe Mujica. Por J. Escobar

Dip. Jesus Escobar / Neuquén
Por Dip. Jesus Escobar / Neuquén septiembre 24, 2018 14:06

 

En estos días ha cobrado notoriedad la figura de Humberto Tumini, Presidente del Movimiento Libres del Sur. Quienes lo conocen saben que probablemente sea el único argentino al que le cabe la comparación con el ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica. Sus vidas son muestra de ello.

 

Humberto Tumini al igual que el tupamaro abrazó de jovencito la lucha política como instrumento de cambio, guerrilleros ambos, allá por los 60 se sumaron al sueño de cambiar el mundo. Por esta razón los dos sufrieron la cárcel y la tortura de los regímenes militares que asolaron nuestros países. Mas de 10 años tras las rejas pasaron.

Con el fin de los regímenes militares recobraron la libertad y ambos apostaron por la democracia en los distintos y nuevos tiempos que se abrían con la retirada de las dictaduras.

No solo el pasado guerrillero y la cárcel, acercan a Tumini y Mujica. Por sobre todas las cosas las similitudes se expresan en el presente. Dotados de una gran inteligencia y muy cultos, tuvieron siempre la modestia de que sus expresiones, sus escritos y discursos sean siempre sencillos y claros sin perder profundidad. Las ocurrencias del uruguayo tienen su paralelo en la chispa y los chistes del cordobés. Las pérdidas, los dolores, la tortura no les quitó a ninguno ni la alegría, ni la sonrisa y muchos menos las poderosas fuerzas de ir siempre para adelante.

El otro elemento destacable y único en ambos es su austeridad y humildad. Tumini siempre con las mismas tres camisas de colores pastel y su buzo azul verde, Mujica con su gorra y sus chancletas. Siempre con el alma joven. Quizá por eso son responsables de haber hecho abrazar a miles de jovencitos y jovencitas a la política como motor de cambios y transformación en tiempos de descreimiento y resignación.

Macri, neoliberalismo y lo establecido

La irrupción de Mauricio Macri y Cambiemos en la política, instaló varios debates en la sociedad.

El primero de ellos es que la política debe dejar de ser un instrumento de transformación y debe remitirse solo a gestionar, dejando que sea el mercado quien regule el funcionamiento de la sociedad.

Promovió la idea que el político debe ser alguien “nuevo”, alguien sin historia, donde la trayectoria, la coherencia, los valores y los ideales dejan de ser elementos inherentes al proyecto que despliega y son reemplazados por el marketing y el presente continuo. Desde ese lugar Macri dejó de tener bigote y pasado fraudulento para ser un buen tipo, piola, que baila con música de Gilda como en cualquier hogar humilde y cada tanto se saca fotos con alguien pobre; así como Francisco De Narváez de la noche a la mañana fue un tipo querible porque alguien lo imitaba en la televisión.

No son pocos los que dicen que Macri es lo nuevo. Porque sabe qué quiere la gente de un político. Porque camina solo y toca timbres. Macri es lo nuevo porque se muestra como un hombre común, se equivoca, tiene una esposa y una hijita que usa el sillón de Rivadavia para jugar. Macri es, según el establishment, lo nuevo, el parámetro a seguir por derecha y por izquierda.

Mauricio Macri ha llevado a la Argentina y a los argentinos a unas situación similar a la de 2001, la pobreza crece a diario, la universidad y la educación en crisis, la deuda externa por las nubes, el FMI dirigiendo las políticas públicas, desempleo, cierre de comercios y fábricas. El hambre, la indignidad, la tristeza de nuevo asolan estas tierras.

Tuminismo para enfrentar al Macrismo

Es en estos tiempos donde la historia, la coherencia y los valores de Humberto Tumini cobran más fuerza que nunca.

La coherencia y la historia frente al vale todo, la resignación y la desmemoria. La austeridad, la humildad y la sencillez frente a la corrupción y la avaricia. La inteligencia y lo popular frente a lo envasado y el mercado. Lo colectivo que suma, abraza y construye frente al individualismo que todo lo desvirtúa, envicia y degenera.

Así como Uruguay comenzó un camino de progreso de la mano de los valores, la historia y la acción que representa Pepe Mujica, Argentina hoy en crisis necesita de los valores, la coherencia y la capacidad de Humberto Tumini, que es como dice Bertolt Brecht, un imprescindible.

Jesús Escobar
Presidente de Libres del Sur Neuquén – Diputado


Dip. Jesus Escobar / Neuquén
Por Dip. Jesus Escobar / Neuquén septiembre 24, 2018 14:06