Donda: “La ley de paridad que aprobamos es un enorme avance para la democracia argentina”

Victoria Donda festejó la aprobación del proyecto de paridad

La Presidenta de la comisión de DDHH, Victoria Donda, quien impulsó en la madrugada de hoy la aprobación del proyecto de paridad en la representación política parlamentaria destacó el logro alcanzado: “Aprobamos una ley que significa un avance enorme en relación a la lucha por la igualdad de derechos entre mujeres y hombres en nuestro país. Es el resultado de décadas de esfuerzos mancomunados para que la política incorpore la voz y la presencia de las mujeres cuando se toman decisiones relevantes que impactan en el conjunto de la sociedad”.

La diputada de Libres del Sur agregó: “Aunque lamentamos que no haya formado parte del temario original de la sesión, la contundencia que tuvo la aprobación expresa con claridad el avance de los reclamos por igualdad de derechos en la Argentina. No se trata solo de que las mujeres accedan a la representación política, sino también de que dicha representación instale cada vez con más fuerza en la agenda nacional los temas que nos importan. En la votación de esta madrugada se expresó también la importancia de combatir la violencia que nos sigue afectando y que dio lugar al NIUNAMENOS, las terribles cifras de feticidios que no disminuyen, la desigualdad en el ingreso que seguimos padeciendo, la discriminación que millones de mujeres siguen sufriendo en el mundo del trabajo, el no reconocimiento del trabajo que desarrollamos en el hogar, la necesidad de poner fin al acoso de cualquier tipo y en cualquier lugar”.

Por último, Victoria, quien ha sido una incansable impulsora en temáticas relacionadas con los derechos de las mujeres en el Congreso, agregó: “Me siento feliz porque aunque todavía falta mucho camino por recorrer, hemos dado una señal contundente hacia toda la sociedad. No tengo dudas de que esta ley será tomada como referencia en otras legislaturas de todo el país, de que también tendrá repercusión en otros poderes del Estado que están aún más atrasados que el parlamento en relación a la participación de mujeres, y que aportará a lograr los avances en materia de igualdad entre hombres y mujeres en el conjunto de la sociedad”.   

Prensa Victoria Donda, diputada nacional
Presidenta de la comisión de DDHH

Ver la votación nominal


La Nación

Diputados convirtió en ley la paridad de género y en 2019 el 50% de las candidaturas deberán ser para mujeres

Con 165 votos a favor, 4 negativos y 2 abstenciones, la Cámara baja aprobó la iniciativa

La Cámara de Diputados convirtió en ley por amplia mayoría, 165 contra 4 votos, el proyecto que promueve la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales, con lo cual en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

La incorporación de esta iniciativa votada el año pasado por el Senado fue sorpresiva ya que no estaba en el plan de labor diseñado los jefes de los bloques y su tratamiento fue forzado por las mujeres de todos los bloques que componen el cuerpo.

La diputada Victoria Donda impulsó la incorporación del dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales, que respaldada en forma inmediata por su par del Frente Renovador Graciela Camaño, mientras que la radical Karina Banfi se quejaba que como habían incluido este tema en el recinto de sesiones.

Pero a medida que se sucedían las oradoras la propuesta iba teniendo respaldo no solo de las legisladoras mujeres opositoras sino de la propias diputadas de Cambiemos como Carla Carrizo y Brenda Austin que pidieron votar la ley de paridad de género.

Tras ser votada la incorporación del temario como último punto de la agenda hubo un segunda presión de las mujeres para que se vote en forma inmediata, lo que fue aceptado por el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, quien también apuró la votación en medio de la fuerte presión de las legisladores.

Así se llegó a la votación y el proyecto cosechó 165 contra 4 votos con lo cual se convirtió en ley, en medio de los festejos de las diputadas que aplaudían y se sacaban fotos, que en forma veloz subieron a la red social twitter bajo el lema sesión histórica-paridad de género.

El proyecto había sido aprobada en octubre de 2016 por el Senado, casi al mismo tiempo que Diputados enviaba la media sanción de la reforma electoral, que contemplaba, como punto principal, la aplicación de la boleta electrónica.

Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.

A su vez, el proyecto incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.

Con información de la agencia Télam


Tiempo Argentino

Las diputadas paralizaron la sesión y lograron la Ley de Paridad de Género

En la madrugada, en medio de una extensa sesión y a través de un apartamiento del reglamento, Diputados aprobó la norma que eleva al 50% la representación femenina.

En el medio de una sesión que ya languidecía, donde no se esperaban debates intensos y de manera inesperada, un grupo de Diputadas logró introducir el tema y logró que se vote sin debate. De esta manera, por 168 votos a favor, 4 en contra y 1 abstenciones fue convertida en ley por la Cámara de Diputados el proyecto de Paridad de Género proveniente del Senado.

No hubo debate sobre el proyecto pero sí una discusión intensa sobre la incorporación del tratamiento del proyecto al temario por medio de un apartamiento del reglamento. Finalmente, se aprobó que en las elecciones de 2019 la integración femenina de las listas subirá del 33 al 50 por ciento: por cada candidato hombre habrá una candidata mujer.

La diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, poco antes de la una de la madruga fue quien pidió la incorporación del tema. En ese momento el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó, quiso continuar con el orden del día previsto, cuando la legisladora reclamó el apartamiento de reglamento, a pesar de que se había acordado no hacer esos reclamos hasta el final del temario. En esas circunstancias se generó una discusión, ante la insistencia de la diputada Donda por lograr imponer su moción de apartamiento del reglamento para tratar el proyecto de Paridad de Género proveniente del Senado.

Tras una discusión de orden reglamentario, la diputada radical Karina Banfi pidió la palabra para dejar sentado “en nombre de todo Cambiemos que estamos a favor de la paridad, que es un tema que hemos discutido y hay compromiso de parte de las autoridades de nuestro bloque de discutirlo como corresponde”.

Sin embargo, aclaró: “Queremos un debate como se merece el tema de la paridad. Lo que no vamos a permitir es que nos vengan a manejar de manera capciosa a las 2 de la mañana”. Y concluyó: “Respetamos los acuerdos políticos, no somos un cachivache. Que no nos vengan a manejar la agenda parlamentaria”.

Tomó la palabra a continuación Graciela Camaño, quien una vez más recordó cómo se logró hace muchos años aprobar la Ley de Cupo Femenino. “Esto me recuerda cuando una madrugada catorce mujeres nos paramos en este recinto y decidimos lo que decíamos que defendíamos”, señaló, para insistir luego en que “si a las 4 de la mañana no nos hubiéramos parado todas las mujeres y especulado con el quórum, seguramente muchas de las mujeres que hoy están acá y en el Senado no estarían. Porque lamentablemente nuestras luchas no son quiméricas; no son un relato, son una realidad las luchas de las mujeres”.

Luego advirtió: “No estamos haciendo una fantochada. Estamos aprovechando una oportunidad histórica para sacar una paridad”, y embistió contra el oficialismo al señalar que no le extraña “la actitud que toman las mujeres de Cambiemos, porque en la provincia de Buenos Aires también se votó la paridad, pero a la hora de las listas cualquier artilugio sirvió para que no haya paridad”.

Dispuestas a sembrar una cuña en el interior del oficialismo, pidió la palabra la justicialista Teresa Madera para pedirles a las mujeres de Cambiemos “que acompañen este momento que va a ser histórico”.

Fue entonces cuando la radical Carla Carrizo mostró que la grieta dentro de Cambiemos sería posible, pues advirtió que “las mujeres del bloque radical apoyamos la paridad; esto lo hemos acordado como diputadas mujeres, era un acuerdo con los colegas varones, porque la idea era aprobarlo ahora para que se implementara en 2019”. Y para que no quedaran dudas, señaló: “No queremos dejar de defender un derecho que hemos trabajado el año pasado, y también queremos saber si vamos a cumplir el mandato del artículo 37 de la Constitución”.

La diputada del Movimiento Evita Lucila De Ponti sostuvo entonces que se trataba de una oportunidad de convertir en ley la paridad, y ante los reparos reglamentarios, insistió en que “se han metido un montón de temas en esta sesión: “Les pido a mis hermanas de género del bloque Cambiemos que somos todas mujeres, que si se quedan a votar hoy, ahora… Les pido que se queden a votar”, reclamó.

En el mismo sentido, la kirchnerista Cristina Álvarez Rodríguez señaló el carácter histórico de la noche. “Vamos a poder salir de acá con el una y uno; vamos a poder atar la paridad a una tarea legislativa. Es una necesidad que tenemos”, indicó.

Finalmente se votó el apartamiento, para lo cual se necesitaban las tres cuartas partes de los presentes, que se alcanzaron con comodidad, con 148 votos afirmativos, 25 negativos y 2 abstenciones.

El tema se incluyó para el final del debate, pero poco después se impuso la idea de que se votara antes que el resto del temario, y así se hizo, sin debate y con el resultado holgado a favor y el festejo generalizado de las mujeres en el recinto.


Página 12

En las listas deberán intercalarse en partes iguales mujeres y varones
LA PARIDAD DE GÉNERO YA ES LEY
En una sesión calificada como “histórica”, la Cámara de Diputados aprobó esta madrugada por amplia mayoría la ley que establece la paridad de género en las listas de candidatos. Con el consenso de las diputadas de todos los bloques, el dictamen se logró imponer sin acuerdo previo para su tratamiento en el recinto. La norma será aplicada a partir de las próximas elecciones legislativas, en 2019.

“Una sesión histórica”, así calificaron las diputadas mujeres la sanción de la Ley de Paridad de Género que fue votada ayer en el Congreso por una amplia mayoría -165 votos a favor y 4 en contra de los legisladores de la izquierda-, tras ser impulsada sorpresivamente en medio de la sesión con apoyo de las mujeres de todos los bloques. Con la nueva ley, que ya contaba con media sanción del Senado, las listas de las próximas elecciones parlamentarias de 2019 deberán estar conformadas por un 50 por ciento de mujeres, intercaladas sucesivamente con los candidatos varones. Hasta ahora, la Ley de Cupo aseguraba la representación de las mujeres en un tercio de los escaños.La sanción de la ley sorprendió incluso a los legisladores, ya que no formaba parte del plan de Labor Parlamentaria acordado para la sesión. El tratamiento fue propuesto durante en el recinto, con el apoyo de las mujeres de todos los bloques.

La diputada Victoria Donda impulsó la incorporación del dictamen al temario y fue respaldada por su par del Frente Renovador Graciela Camaño. La radical Karina Banfi se quejó por la incorporación del tema sin previo acuerdo, aunque al final el oficialismo acompañó la iniciativa.

Camaño convocó a sus colegas mujeres a repetir la “hazaña” del 1991 cuando las mujeres trabaron la discusión del presupuesto y obligaron a votar la ley de cupo femenino y en ese sentido recordó cuando “14 mujeres especulamos con el quórum y los obligamos a sancionar esa ley que permitió que gran cantidad de mujeres estuviéramos acá”. “No estamos haciendo ninguna locura; estamos aprovechando este momento para sacar una ley histórica”, apuntó.

La propuesta fue sumando respaldo no sólo de las legisladoras mujeres opositoras sino de la propias diputadas ligadas al oficialismo, como Carla Carrizo y Brenda Austin, quienes pidieron votar a favor de la ley. “Apoyamos la paridad y esto era un acuerdo con los colegas varones porque la idea es que se implemente en las próximas elecciones”, sostuvo Carrizo.

Tras ser votada la incorporación en el temario como último punto, las mujeres solicitaron que se votara de forma inmediata, lo que fue aceptado por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Con 165 votos a favor y 4 en contra, de los diputados de izquierda, el proyecto finalmente se convirtió en ley y las diputadas que lo impulsaron festejaron el hecho como una “sesión histórica” por la paridad de género.

Con la nueva ley, las listas de las próximas elecciones legislativas deberán intercalar hombres y mujeres sucesivamente. “Tres momentos históricos de ampliación de #derechos para las mujeres argentinas. Hoy estamos contentas por esta victoria en el Congreso. Por delante tenemos las conquistas que faltan”, festejó en su cuenta de Twitter la diputada por el Frente para la Victoria Cristina Álvarez Rodríguez.

En cambio, el diputado de izquierda Juan Carlos Giordano se quejó porque el proyecto “no se haya podido debatir porque nosotros tenemos muchos argumentos para oponernos desde la izquierda” y dijo que en ese sector “las mujeres representan el 70 por ciento de las listas y ahora vamos a tener un tope”.

El proyecto, que había sido aprobado en octubre de 2016 por el Senado, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales. A su vez, el proyecto incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50 por ciento de representantes de cada sexo.


Clarín

Paridad de género: Diputados sancionó la ley que eleva la representación femenina en las listas al 50%

Aunque no estaba en el plan de labor parlamentaria, se incluyó en la sesión esta madrugada y fue aprobada por amplia mayoría. La representación femenina en las listas subirá del 33 al 50 por ciento.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por amplia mayoría, 165 contra 4 votos, el proyecto que promueve la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales, con lo cual en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

La incorporación de esta iniciativa votada el año pasado por el Senado fue sorpresiva ya que no estaba en el plan de labor diseñado los jefes de los bloques y su tratamiento fue forzado por las mujeres de todos los bloques que componen el cuerpo.

La diputada Victoria Donda impulso la incorporación del dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales, que respaldada en forma inmediata por su par del Frente Renovador Graciela Camaño, mientras que la radical Karina Banfi se quejaba que como habían incluido este tema en el recinto de sesiones.

Banfi planteó que en su bloque “estamos a favor de la paridad, pero no podemos traerlo por afuera del plan de labor” y señaló que “queremos un debate como corresponde porque no podemos permitir que nos vengan a manejar de manera capciosa la cámara a las dos de la mañana”.

Desde el massismo, Camaño convocó a sus colegas mujeres a repetir la hazaña del 1991 cuando las mujeres trabaron la discusión del presupuesto y obligaron a votar la ley de cupo femenino y en ese sentido recordó cuando “14 mujeres especulamos con el quórum y los obligábamos a sancionar esa ley que permitió que gran cantidad de mujeres estuviéramos acá”.

“No estamos haciendo ninguna locura estamos aprovechando este momento para sacar una ley histórica”, apuntó.

Pero a medida que se sucedían las oradoras la propuesta iba teniendo respaldo no solo de las legisladoras mujeres opositoras sino de la propias diputadas de Cambiemos como Carla Carrizo y Brenda Austin que pidieron votar la ley de paridad de género.

La legisladora, socio política de Martín Lousteau, señaló que las mujeres del radicalismo “apoyamos la paridad y esto era un acuerdo con los colegas varones porque la idea es que se implemente en las próximas elecciones”.

Tras ser votada la incorporación del temario como último punto de la agenda hubo un segunda presión de las mujeres para que se vote en forma inmediata, lo que fue aceptado por el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, quien también apuró la votación en medio de la fuerte presión de las legisladores.


Paridad de género en las listas | El “pacto de damas” que jaqueó a los diputados de madrugada

Victoria Donda forzó el tratamiento del proyecto que no estaba en la agenda. Acorralado, Monzó concedió: “No me queda otra”.

No estaba en el orden del día y ni se lo esperaban. La diputada Victoria Donda fue la que tiró el tema sobre la mesa. Votar la paridad de género en las listas de candidatos a legisladores que había conseguido dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales. De atrás empujaba Graciela Camaño, del Frente Renovador, mientras que la radical Karina Banfi se quejaba de cómo habían incluido este tema en el recinto de sesiones sin avisar.

Banfi planteó que en su bloque estaba a favor de la paridad, pero no le gustó las formas. “Queremos un debate como corresponde porque no podemos permitir que nos vengan a manejar de manera capciosa la Cámara a las dos de la mañana”.

Desde el massismo, Camaño convocó a sus colegas mujeres a repetir la hazaña del 1991 cuando las mujeres trabaron la discusión del presupuesto y obligaron a votar la ley de cupo femenino. “En ese momento 14 mujeres especulamos con el quórum y los obligábamos a sancionar esa ley que permitió que gran cantidad de mujeres estuviéramos acá”, arengó. “No estamos haciendo ninguna locura, estamos aprovechando este momento para sacar una ley histórica”, se entusiasmó.

La propuesta iba ganando adeptas en cascadas, inclusive de la propias diputadas de Cambiemos como Carla Carrizo y Brenda Austin que pidieron votar la ley de paridad de género.

“No me queda otra”, dijo el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, y aceptó poner en votación el proyecto. Después vino la aprobación.

Así se llegó a la votación a libro cerrado y el proyecto cosechó 165 votas a favor, 4 en contra de la izquierda y dos abstenciones. Se convirtió en ley, en medio de los festejos de las diputadas que aplaudían y se sacaban fotos, que en forma veloz subieron a la red social twitter bajo el lema sesión histórica-paridad de género.

De esta forma, en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento. Será un candidato hombre, una candidata mujer.

El diputado de izquierda Juan Carlos Giordano se quejó porque en su partido las mujeres representan el 70 por ciento de las listas. “Ahora vamos a tener un tope”, dijo.

El proyecto había sido aprobado en octubre de 2016 por el Senado, casi al mismo tiempo que Diputados enviaba la media sanción de la reforma electoral, que contemplaba, como punto principal, la aplicación de la boleta electrónica.

Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.


Infobae

Rebelión feminista en Cambiemos

El presidente del bloque PRO, Nicolás Massot, votó en contra de la ley de paridad de género. Trató hasta último momento de que no se votara. 

Por 

“Yo lo pido sobre tablas”, dijo la diputada Victoria Donda a la mesa del interbloque de paridad donde se discutía qué hacer, ante una nueva dilación al tratamiento en el recinto del proyecto que ya tenía media sanción del Senado para que se obligue a una representación del 50% en las listas de legisladores nacionales.

En efecto, en la reunión de labor parlamentaria que antes de cada sesión se realiza en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, ninguno de los presidentes de bloque -todos hombres- pidió la inclusión de la llamada “ley de paridad de género” en el temario que iba a discutirse ayer, y otra vez, el proyecto que tiene el respaldo de diputadas de todos los bloques fue dejado de lado.
De hecho, con una audaz maniobra, las legisladoras de todos los bloques habían logrado la aprobación del proyecto en la Comisión de Legislación General, que preside Pablo Tonelli. El impulso lo tuvo la presidenta de la Comisión de Mujer y Familia, la radical Alejandra Martínez, pero a pesar de que tuvieron el compromiso del oficialismo de llevarlo al recinto, se fue dilatando una y otra vez, sin ninguna explicación.

Para la sesión de ayer se había incluido un larguísimo listado, desde la ley de Defensa de la Competencia al “Compre argentino”, pasando por un nuevo régimen de subrogancias al desarrollo de la Marina Mercante y la integración fluvial regional, junto con el registro de violadores y la ley de financiamiento productivo. Pero de paridad de género, nada.

“Nosotras entendimos que nunca lo iban a poner en el temario, todos los jefes de bloque son varones, no les interesa”, dijo a Infobae una diputada del oficialismo, clave en la construcción de consensos en el recinto. “Yo les advertí a las autoridades de mi bloque que no incluirlo era en vano, porque los votos estaban para tratarlo sobre tablas”, contó, antes de agregar con ironía: “Yo te avisé, y vos no me escuchaste”.

Es que hace dos semanas, en la anterior sesión, la jujeña Martínez -cansada de pedir al interbloque Cambiemos que incluya la paridad para su tratamiento-, se puso a juntar firmas y en un rato obtuvo 130 diputados, los suficientes para llamar a una sesión especial y sacar la ley.
Así fue que, mientras Donda y  Graciela Camaño reclamaban apartarse de lo acordado en labor parlamentaria y votar la paridad de género, las diputadas oficialistas movilizaban a las bancas para que votasen el pedido de las diputadas opositoras.
De este modo, con una votación fenomenal de 165 a favor y 4 en contra, la ley de paridad de género tuvo sanción a las 2 de esta madrugada, sin que hubiera discursos resaltando los valores de incluir el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral, que fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas nacionales.

La sorpresa fue constatar que entre los cuatro votos en contra está el del presidente del bloque PRO, Nicolás Massot, quien se opuso con mayor tenacidad a votar esta ley y, cuando ya nada pudo hacer, dejó en libertad de conciencia al bloque. Solo el diputado Pablo Torello (Buenos Aires-PRO) lo siguió. El resto de la bancada acompañó el proyecto de paridad.

El presidente del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, a pesar de que se había opuesto en el recinto a su tratamiento, acompañó, como todos los radicales, menos uno, el diputado santacruceño Hector Roquel. Pablo López, del FIT, fue el cuarto voto negativo.

“Tuvimos que parir la paridad”, comentó Cornelia Schmidt Liermann. “No fue un parto natal, como me hubiera gustado, sino que necesitamos medida de urgencia para salvarla y que vea la luz. Ahora debemos comprometernos a que crezca fuerte y sana, con valores y virtudes”, explicó.
Las diputadas de Cambiemos y las funcionarias del Gobierno nacional festejaban anoche vía whatsapp el logro alcanzado. Es que se quejan habitualmente del machismo de los funcionarios nacionales, arrancando por el propio Presidente. Una, incluso, comentó: “Veremos qué hace ahora Capitán Veto”. “Tranqui, no se va a animar”, la consoló otra, que igual comparte el temor de que Mauricio Macri no reglamente la ley.


Perfil

Con polémica por su incorporación, aprobaron la Ley de Paridad de Género

A último momento se incluyó a la orden del día por un pedido de Victoria Donda y se convirtió en ley con 165 votos a favor y 4 en contra.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por amplia mayoría el proyecto que promueve la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales. Con esta nueva norma, en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

La iniciativa fue votada en octubre del año pasado por el Senado pero aún no se había tratado en Diputados. En la sesión de ayer no estaba en el orden del día pero sin embargo la diputada Victoria Donda puso el tema sobre la mesa y pidió que se incorporara la votación del proyecto que había conseguido dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales.

La propuesta fue apoyada por varias mujeres de todos los bloques que componen el cuerpo, entre ellas Graciela Camaño, del Frente Renovador, quien convocó a sus pares a repetir la hazaña del 1991 cuando se trabó la discusión del presupuesto y obligaron a votar la ley de cupo femenino. “No estamos haciendo ninguna locura estamos aprovechando este momento para sacar una ley histórica”, apuntó.

También hubo quienes mostraron su descontento ante la maniobra de Donda. La radical Karina Banfi se quejó de que se incluyera este tema en el recinto de sesiones. La legisladora planteó que en su bloque “estamos a favor de la paridad, pero no podemos traerlo por afuera del plan de labor” y señaló que “queremos un debate como corresponde porque no podemos permitir que nos vengan a manejar de manera capciosa la cámara a las dos de la mañana”.

Pero a medida que se sucedían las oradoras la propuesta obtuvo un mayor respaldo no solo de las legisladoras mujeres de la oposición sino de la propias diputadas de Cambiemos como Carla Carrizo y Brenda Austin. Tras ser votada la incorporación del temario como último punto de la agenda hubo un segunda presión de las mujeres para que se vote en forma inmediata, lo que fue aceptado por el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó, quien también apuró la votación en medio de la fuerte presión de las legisladores.

Así se llegó a la votación a libro cerrado y el proyecto consiguió 165 contra 4 votos con lo cual se convirtió en ley, en medio de los festejos de las diputadas que aplaudían y se sacaban fotos. Asimismo, muchos aprovecharon las redes sociales para celebrar la sanción de la norma.

Entre otras cuestiones, la norma introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales. A su vez, el proyecto incorpora la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.


Minutouno

Hombres y mujeres por igual en las listas: Diputados aprobó la Ley de Paridad de Género

Se aplicará desde las elecciones generales de 2019. Fue aprobada por 165 votos a favor contra sólo 4 en contra. La cantidad de mujeres en el Parlamento pasará del 33 al 50 por ciento.

La Cámara de Diputados convirtió en ley por amplia mayoría, 165 contra 4 votos, el proyecto que promueve la implementación del principio de paridad de género en las listas de candidatos a legisladores nacionales, con lo cual en las elecciones de renovación parlamentaria del 2019 la representación femenina subirá del 33 al 50 por ciento.

La iniciativa votada el año pasado por el Senado fue sorpresiva ya que no estaba en el plan de labor diseñado los jefes de los bloques y su tratamiento fue forzado por las mujeres de todos los bloques que componen el cuerpo.

El proyecto cosechó 165 contra 4 votos con lo cual se convirtió en ley, en medio de los festejos de las diputadas que aplaudían y se sacaban fotos, que en forma veloz subieron a la red social twitter bajo el lema sesión histórica-paridad de género.

Había sido aprobado en octubre de 2016 por el Senado, casi al mismo tiempo que Diputados enviaba la media sanción de la reforma electoral, que contemplaba, como punto principal, la aplicación de la boleta electrónica.

Entre otras cuestiones, introduce el artículo 60 bis en el Código Nacional Electoral y fija la obligatoriedad de intercalar candidatos de ambos sexos en las listas de legisladores nacionales.

A su vez, suma la igualdad de género a nivel partidario, aunque en este caso no será obligatorio intercalar postulantes, sino que las listas deberán completarse con un 50% de representantes de cada sexo.