Carrió, la UCR, Vidal, Rodríguez Larreta……cruje Cambiemos. Editorial H. Tumini.

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional octubre 17, 2018 12:26

Carrió, la UCR, Vidal, Rodríguez Larreta……

Cruje Cambiemos

El gobierno le pagó primero a los buitres todo lo que pedían y luego se endeudó irresponsablemente durante dos años y medio, pensando que los mercados financieros eran sus amigos y le permitirían, por ende, una camino “gradualista” en el ajuste. Al decir de Pugliese, Macri les habló con el corazón. Pero como en aquel entonces en los años ochenta, los banqueros internacionales le contestaron con el bolsillo.

 

En abril pasado, dudando de la capacidad de pago de la deuda de la actual administración, le dieron estos señores un golpe cambiario que la puso a los tumbos hasta que recurrió al FMI, de triste memoria para los argentinos. Como siempre, este organismo internacional exigió un mayor ajuste. Macri dijo que si y allá fue. Pero lo acordado no fue suficiente para el “mercado”, que le dio otro golpe mas fuerte y puso el dólar en 40$, con el consiguiente impacto inflacionario. El presidente para eludir el caos económico hizo otro acuerdo stand by, mucho mas leonino aun.

El mismo está en curso. Según el propio Fondo significará una retracción económica del 2,7% este año y del 1,5% el que viene (los analistas dicen que será mayor aun). Todo ello acompañado de una inflación del 43% en el 2018 y de mas del 20% el 2019.

Teniendo en cuenta que semejante apretón se despliega en un país que entre el 2012 y el 2017 inclusive no ha crecido, es bueno preguntarse: ¿tiene Macri las espaldas políticas como para no morir -políticamente- en el intento?

Si uno observa lo que sucede al interior de la alianza gobernante, en un marco donde la figura del presidente baja sostenidamente en las encuestas, las dudas se incrementan. Veamos algunos hechos.

Elisa Carrió desafió directamente a Macri con el pretexto de Garavano, le advirtió que “es la línea Angelici o yo: elije o cae”. Le dijo también, sin sordina, días atrás, que los tiempos corrían.

Gerardo Morales, gobernador radical de Jujuy, le cuestionó al gobierno su política respecto de las retenciones agrarias, diciéndole que él las hubiera subido al doble en esta situación. Es decir, le cuestionó la relación al gobierno con el campo -donde tiene mucha de su base electoral-, ya de por si mellada por las exigencias del FMI de aumentarle a aquel los impuestos. En la discusión reciente por el cobro retroactivo del gas para pagarles a las empresas la devaluación, el senador y dirigente de la UCR chaqueño Angel Rozas festejó la marcha atrás del gobierno como si hubiera sido opositor; “Lo logramos, el radicalismo consiguió frenar la suba retroactiva del gas”, dijo por twitt. Ni qué hablar del radicalismo que sigue a Ricardo Alfonsín, que ya se pone afuera de Cambiemos directamente.

Por su lado, la gobernadora María Eugenia Vidal se viene desmarcando del gobierno nacional para mantener su imagen y, encima, exige no ser el pato de la boda de las negociaciones del presupuesto con el justicialismo. Por lo pronto, anda exigiendo que le repongan 19.000 millones del Fondo del Conurbano que Dujovne le bicicletea. Hasta el oficialista diario La Nación ya titula “La relación entre Macri y Vidal, un vínculo desgastado por la crisis”.

Horacio Rodríguez Larreta a su vez le sigue pulseando al presidente respecto de la fecha de las elecciones en la CABA. Macri busca que sean simultáneas con las presidenciales para aprovechar la buena imagen de aquel en las encuestas, mientras que el Jefe de Gobierno de la Ciudad quiere hacerlas anticipadas para que el desgaste del gobierno nacional no lo impacte en su búsqueda de reelección porteña. Final abierto de esta puja. Si hasta Martín Lousteau mete la cuchara y le tira flores a su ex contrincante diciendo “Las alianzas de Rodríguez Larreta son muy amplias, la concepción de un PRO mas cerrado es de Marcos Peña”.

En definitiva, uno puede decir que a juzgar por lo que se ve cruje Cambiemos. En un contexto donde en el mejor de los casos tendremos recesión con inflación de acá a las presidenciales (en el peor otro golpe del “mercado”), como también muchas dificultades de Macri para mejorar su imagen, ¿aguantara la coalición oficialista?

No está fácil de ver.

Humberto Tumini
Presidente de Libres del Sur


Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional octubre 17, 2018 12:26