"Bruera se afana pero su esencia es el PJ"

Bruera se afana pero su esencia es el PJ

“¿Por qué me picas?” – Preguntó el sapito- “Ahora moriremos los dos”.

“No puedo evitarlo” – respondió el escorpión – “Está en mi naturaleza

Desde el inicio de su gestión el intendente Pablo Bruera ha realizado infructuosos esfuerzos por darle a la misma un barniz progresista y de renovación política. Ha intentado mostrarse alejado de las tradicionales prácticas pejotistas que rigieron los destinos políticos de la ciudad durante los mandatos de Alak y que tanto abundan en la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, no es otra cosa que el aparato punteril y clientelista nacido del alakismo lo que hoy sostiene a la gestión bruerista. El flagrante caso de corrupción ventilado recientemente por un programa televisivo es solo el último botón de muestra. Lo preceden un vergonzoso proceso de aprobación del Código de Ordenamiento Urbano, el manejo discrecional de los recursos públicos y el apriete patoteril a la oposición política, entre otras cosas.

Las políticas municipales hacia la niñez y la adolescencia son, quizás el ejemplo más emblemático de esta falacia. Ni bien asumido, el intendente se apresuró a firmar la adhesión del municipio a la Ley 13.298 de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños. Han transcurrido casi tres años y su ratificación sigue siendo tarea pendiente de un Concejo Deliberante controlado por el oficialismo. Los Servicios Locales previstos por la Ley brillan por su ausencia en los lugares donde más se necesitan y el Consejo Local sobrevive gracias al esfuerzo casi exclusivo de las organizaciones sociales que lo componen, mientras la indiferencia del ejecutivo municipal crece a pasos agigantados.

Como contraparte, ante la presencia “molesta” de pibes y pibas de los barrios en la céntrica y antes exclusiva esquina de 8 y 48 Bruera y su gobierno no encontraron mejor respuesta que eliminar la peatonal y saturar la calle con un ejército de policías, personal de control urbano y funcionarios municipales. Una “solución” filo fascista, a tono con la golpiza que recibieron hace dos años los chicos y chicas de la Plaza San Martín.

Por más que el intendente se afane, como en la fábula del sapito y el escorpión, el PJ está en su naturaleza.

 

Pablo Crisóstomo
Movimiento Libres del Sur-La Plata en el Movimiento Proyecto Sur

 

Escribir un comentario

Sin Comentarios

Aún sin comentarios!

Sé el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Sólo <a href="http://libresdelsur.org.ar/wp-login.php?itsec-hb-token=acceso-backend&redirect_to=http%3A%2F%2Flibresdelsur.org.ar%2Fnoticias%2Fbruera-se-afana-pero-su-esencia-es-el-pj%2F"> usuarios registrados </a> pueden comentar