[CABA] Brailovsky: “El proyecto de incineración no es política urbana, sino de negocios”

[CABA] Brailovsky: “El proyecto de incineración no es política urbana, sino de negocios”

En el día de mañana 12 hs. la Federación de Cartoneros/as, Carreros/as y Recicladores/as convocan a la “Movilización Cartonera por el Reciclaje” contra el proyecto que busca modificar la #LeydeBasuraCero (1854) y permitir la incineración en la Ciudad de Buenos Aires. Frente a esto, convencidos de la importancia de la opinión de los profesionales, desde el Consejo de Organizaciones Sociales de la Defensoría CABA, a cargo de Roberto Baigorria, hemos entrevistado a Elio Brailovsky.

-Finalmente ingresó a la Legislatura un proyecto para modificar la llamada Ley de Basura Cero, en el cual uno de los puntos más discutidos es que habilitaría la incineración de residuos, ¿Qué opinión te merece este proyecto?

-Desde el punto de vista teórico la incineración de residuos es una opción posible para aquellos residuos que no sirven para nada. Los dos extremos son Japón  que incinera el 90%, mientras que, Estados Unidos, sólo el 16%. El proyecto del gobierno porteño no tiene ningún criterio para definir si se incinera algo, todo, nada y de qué manera. Lo único que hace es habilitar la incineración diciendo que si recuperan energía sirve. Un proyecto así tiene que tener algún criterio o parámetro de calidad de aire, pero éste no tiene ninguno. La comunidad europea cuando habilitó incineradores lo hizo con un criterio maniático de pautas de calidad de aire y de control. Aquí no hay nada de eso. Agregamos que la basura quemada no desaparece, sino que queda una ceniza altamente tóxica y el proyecto tampoco dice que van a hacer con esa ceniza, el control no está garantizado. Por eso lo más probable es que de noche quemen a cualquier temperatura, la ceniza la tiren al río, etc.

-Estamos hablando de nuevas políticas y tecnologías, pero ¿Cuál es tu balance de lo que fueron hasta ahora las políticas de gestión de residuos?

-Hasta ahora no hubo políticas de gestión de residuos, hubo amontonamiento y lo mandaron al CEAMSE. También, el problema es que el criterio del CEAMSE fue que se puede hacer cualquier cosa con toda la basura, lo mismo con toda la basura y lo que hay que hacer son distintas cosas con cada tipo de basura. Justamente en estos días tuve una reunión con un colega de la Universidad de Tandil que está siguiendo el tema del BioGas. Hay proyectos en algunas comunidades en Perú o también acá en el INTI y el INTA de usar basura orgánica domiciliaria (residuos orgánicos y materia fecal) para fermentarla y producir gas, con ellos se puede hacer BioGas y abastecer, así, el consumo energético de una ciudad entera.

-Entonces, ¿Lo que está detrás del planteo de la incineración es una oportunidad para nuevos negocio?

-Eva Perón decía que cuando hay una necesidad hay un derecho, esta gestión considera que cuando hay una necesidad hay un negocio. El hecho está pasando en todas partes, me acabo de enterar: en Tandil, en Rio Ceballos Córdoba, en montones de lugares aparece una propuesta de poner un incinerador. La embajada rusa está yendo a pueblitos del interior a hacer jornadas sobre incineración para vender una máquina que traen los rusos. Es decir, hay un lobby empresario importante impulsado por el CEAMSE. A ver, es cierto que los rellenos están colapsados, pero es porque el CEAMSE nunca hizo nada por disminuir la cantidad de residuos, porque el negocio eran que los residuos fueran muchos y colapsarlos. Por otro lado, el Gobierno Nacional acaba de anunciar la formación de un parque nacional en los terrenos de Campo de Mayo. Campo de Mayo era un posible lugar para continuar con los rellenos sanitarios. La sospecha mía es que la creación del parque es para valorizar extraordinariamente los terrenos alrededor. Alguien que lo haya sabido de antemano pudo estar preparado para que de “casualidad” le caiga un parque nacional justo frente a su emprendimiento inmobiliario. Y al mismo tiempo, ¿Dónde mandamos la basura si no va a campo de mayo? Bueno, hay que quemarla.

-Elio, hoy en día el reciclaje es la fuente de trabajo de muchísimas personas que han podido así salir de la pobreza ¿Qué va a pasar con el trabajo de los cartoneros/as si se empieza a incinerar la basura?

-La tecnología de incineración en sí es mala por el despilfarro de quemar cosas que podrían ser útiles. Por supuesto, la única manera de recuperar energía si quemás restos de comida, que es basura húmeda, es meterle basura seca, o sea, papel y cartón. Entonces, necesariamente deja a los cartoneros afuera. También tenés que meter plástico que es combustible pero emite gases de muy alta toxicidad. Sumado a esto, está claro a dónde van a ir los incineradores. Si en Europa los ponen donde están los pobres, acá no los van a instalar en Recoleta. Como dije antes, la incineración deja a los cartoneros afuera, cuando la actividad de los cartoneros tiene que ser declarada servicio público. ¿Por qué algo es servicio público si lo presta una empresa y no si lo prestan los pobres?, ¿hay que ser rico para brindar un servicio público? También, es una actividad que debe ser realizada en condiciones laborales dignas y revolver basura en la calle no lo es. El tema es que estamos en una sociedad que quiere goles en los 45 minutos, conseguir la separación en origen de un porcentaje alto de basura cuesta una generación de educación todo el tiempo, en las escuelas, publicidad, en los programas de televisión, de multas, de inspectores controlando que se tira. Todo eso tarda una generación haciendo y todavía no se hizo nada. Es un cambio cultural donde la gente ya tiene muy arraigado el úselo y tírelo.

-Hablando de Europa, en las notas de diferentes diarios se mencionaban diferentes ejemplos y comparaciones…

-A los diputados e intendentes que llevaron de paseo a Europa les mostraron plantas de incineración en París y en Viena. Pero hace falta una mirada más abarcadora, si vas a París tienen que mirar el estado del río Sena, si vas a Viena el río Danubio. En Buenos Aires tenés que mirar el estado del riachuelo. Si uno compara se ve que allá hay políticas ambientales que funcionan y acá que no se aplican. El día que tengan el Riachuelo en el mismo estado que los franceses tienen el Sena, nos sentamos a hablar de si son capaces de controlar un incinerador o no.


Comentarios

Artículos Relacionados

Sumate al movimiento!

Sumate al movimiento!