[Santiago del Estero] Una familia santiagueña necesito en mayo $27.189,65 para gastos de alimentos y servicios

Paola Griggio / S. del Estero
Por Paola Griggio / S. del Estero julio 1, 2019 11:10

[Santiago del Estero] Una familia santiagueña necesito en mayo $27.189,65 para gastos de alimentos y servicios

Una familia santiagueña necesito en mayo $27.189,65 para gastos de alimentos y servicios

La Lic Paola Griggio, directora del ISEPCI en nuestra provincia afirmo, que “según el relevamiento mensual que se realiza desde el Índice Barrial de Precios (IBP) sobre el costo de la Canasta Básica de Alimentos en Santiago del Estero, mayo no fue la excepción en el aumento de los precios de los alimentos”.

Una familia de dos adultos y dos niñas/os requirió de $10.919,54 para cubrir sus gastos básicos de alimentación. Mientras que se necesitó $27.189,65 para cubrir la Canasta Básica Total que incluye gastos básicos totales. En los primeros cinco meses del año la CBA tuvo un incremento de 24,37%, mientras que la variación interanual (mayo 2018-mayo 2019) del precio de los alimentos fue del 60,02%.

 

Una familia que en Mayo de 2018 necesitaba $6.824,04 para cubrir el costo de la CBA y no caer bajo la línea de indigencia, un año después, requirió $10.919,54, lo que significa más de $4000 para solventar gastos de alimentos.

Por su parte la Canasta Básica Total, mostro un aumento del 1,68. Este costo se vincula con la Línea de Pobreza, por lo que para que una familia de 2 adultos y dos menores, no sea pobre en el mes de mayo necesito $27,189.65. En 30 dias subió $450 la CBT, lo que significa casi 1,68%.

Con respecto a los productos que se relevan, los alimentos de almacén fueron los que más aumento sufrieron en el rango de un año con un 71,87%, seguido de los productos de carnicería con un 63,52% y por último la verdulería con un 24,53%.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, viene de la mano de un aumento de la desocupación laboral a lo largo de 2018. Según las cifras del INDEC, la misma ascendía al 7% en el inicio del año, llegando al final del año a 9,1% de la población. Una de las consecuencias de la pérdida del poder adquisitivo es el descenso generalizado del consumo que se ve reflejado en las ventas minoristas. A través del Monitoreo del Programa Precios Esenciales realizado por el ISEPCI en el mes de mayo, se refleja que las medidas aisladas e inconsistentes del gobierno, no terminan de resolver el problema que aqueja a los trabajadores y trabajadores, quienes deben buscar diversas alternativas para poder adquirir los alimentos básicos.


Paola Griggio / S. del Estero
Por Paola Griggio / S. del Estero julio 1, 2019 11:10