Lo que viene para el nuevo gobierno es muy difícil. No debe cerrarse en si mismo. Editorial de H. Tumini.

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional octubre 31, 2019 20:51

Lo que viene para el nuevo gobierno es muy difícil. No debe cerrarse en si mismo. Editorial de H. Tumini.

Editorial – 31 de Octubre

Lo que viene para el nuevo gobierno es muy difícil

NO DEBE CERRARSE EN SI MISMO

Finalmente el Frente de Todos ganó las elecciones presidenciales en primera vuelta. Ahora tiene el enorme desafío de llevar el país por otro rumbo que lo saque del fondo del pozo. Debemos decir que no es nada fácil.

El gobierno de Macri, en resumidas cuentas la derecha neoliberal de siempre, va a dejar a la Argentina prácticamente en estado de coma. En tres de los cuatro años que hemos tenido la desgracia que estuvieran en la Rosada ha retrocedido el PBI, con la consecuente destrucción del entramado productivo. La inversión solo en el último año ha descendido un 25%, llegando así a pisos históricos. La deuda externa ha vuelto a crecer exponencialmente y con pagos enormes a corto plazo; mientras que el BCRA tiene cada vez menos reservas al haberse facilitado la fuga de las mismas.

La desocupación ha regresado a las dos cifras, los salarios y jubilaciones se han depreciado el 20% en lo que va del 2019. Como es lógico, paralelamente, la pobreza abarca ya a casi 15 millones de compatriotas; de los cuales 3 millones no cubren sus necesidades básicas. Hay hambre en un país que es gran exportador de alimentos. La inflación no da respiro y se ha instalado en un 50% anual, carcomiendo los ingresos de los trabajadores y la clase media.

Peor aun, nuestras exportaciones son menores que hace una década -aun con un dólar alto- y tienen menos valor agregado en su composición. Ha crecido el componente de productos importados de nuestra economía, tanto de bienes intermedios como de terminados. Por todo ello cualquier módico crecimiento, como el del 2017, pone en déficit comercial el sector externo.

Vaca Muerta es una probable salida a esta situación, disminuyendo primero importaciones e incrementado luego exportaciones. Pero la dolarización de las tarifas de luz y gas, como también el alto precio de la nafta, son las condiciones que han puesto los inversores y que afectan directamente el bolsillo de millones.

Ese verdadero desastre ha dejado Macri y ahora tiene que ver cómo resuelve Alberto Fernández. Todo ello en medio de un enorme reclamo social de que se termine de una vez por todas con el ajuste, se reactive la economía, se recupere el empleo y mejoren los ingresos.

En la situación que nos va a dejar “el mejor equipo de los últimos 50 años”, no hay condiciones para satisfacer esas justas demandas en relativamente poco tiempo. Ni siquiera acordando con los acreedores una aceptable renegociación de la deuda, con quita incluida. La salida de esta crisis debe ser lo mas equitativa posible, poniendo el acento en los que menos tienen, pero será inevitablemente lenta. No hay condiciones externas ni internas para que sea de otra manera.

Por lo tanto debe tallar la política. Resulta imprescindible una mirada amplia de los nuevos gobernantes.

Contemplando que así dejaría el país Macri, es que en el primer punto del programa de Consenso Federal sosteníamos como imprescindible la "convocatoria a la unidad, el diálogo, la concertación y la formulación de acuerdos básicos” para poder iniciar la reconstrucción de la nación. Tiene absoluta validez para lo que se viene.

Ojala sea este el camino que recorra el nuevo presidente. Es el único posible para poder salir adelante. Cerrarse sobre si mismos encierra un riesgo enorme frente a las dificultades objetivas que hay que hacer frente. Mucho mas con una derecha, de aquí y de afuera, que está dispuesta a impedir que logre consolidarse un nuevo rumbo en nuestra patria.

Humberto Tumini
Presidente de Libres del Sur

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional octubre 31, 2019 20:51