LA MUERTE DE KIRCHNER Y EL PROCESO POLITICO POR VENIR

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional noviembre 10, 2010 21:28

Miércoles 9 de noviembre del 2010, Capital Federal

 

LA MUERTE DE KIRCHNER Y EL PROCESO POLITICO POR VENIR

En una artículo reciente, hablando de las dificultades objetivas con que chocaba el gobierno en su estrategia electoral hacia el 2011, decíamos: “La frutilla de ese postre ha sido el reciente intento de instalar en la opinión pública la imagen de que tan vigoroso se conserva el kirchnerismo, que apunta decidido a ganar en la primera vuelta las elecciones presidenciales. “Ya estamos casi en el cuarenta por ciento” difunde gustoso algún consultor bien pago……

Sin embargo, la realidad no parece indicar un presente tan luminoso para los que gobiernan de hace siete años. Cierto es que, enancados en la salida de la crisis económica mundial, y en medidas tanto “heterodoxas” de fomentar el consumo con inflación, como muy “ortodoxas” de anclar y retrasar el tipo de cambio, que habremos de pagar a futuro, han mejorado su imagen positiva ante la sociedad. Así lo revelan las encuestas. También indican dichas muestras que esa mejoría se extiende, aunque en menor medida a las figuras de Néstor y Cristina. Pero lo que no dicen es que crezcan en su intención de voto…. No hay medición seria que los ponga por encima del 25/26 %. Si contabilizamos que la sumatoria de los votos del oficialismo en la pasada elección estuvo en alrededor del 30 %, no es difícil concluir que el techo que tienen en la adhesión ciudadana esta allí, firme….

La pérdida de apoyo en las clases medias urbanas y rurales, e incluso una cierta penetración de esto en los sectores populares, como hubo oportunidad de ver en el conurbano bonaerense en los pasados comicios, lejos está de revertirse. Y lo peor para el kirchnerismo, es que esto sucede cuando la oposición -por derecha y por izquierda- está todavía en los aprontes, sin opciones seriamente instaladas……”.

Agregando finalmente y como conclusión: “En resumidas cuentas, muy lejos el kirchnerismo de ir a la búsqueda -ofensivamente- de ganar en la primera vuelta, tal como quieren hacer creer. Por cierto, lo que hay es una mucho más modesta intención de llegar aceptablemente al final de su mandato y de no hacer un papelón en las presidenciales. Eso es lo que tenemos ante los ojos.” (6/10/2010, El kirchnerismo a la defensiva).

Pocas semanas después, sorpresivamente moría Néstor Kirchner, el conductor casi absoluto del proceso abierto el 25 de mayo del 2003. Importantes muestras de dolor y apoyo popular a la figura del ex presidente se sucedieron entonces, como así también un crecimiento de la adhesión al gobierno y a la Presidenta. Seguramente lo abrupto e impactante de su desaparición contribuyó a que una parte no menor de nuestro pueblo destacara lo mejor de sus gobiernos y acciónes; como la política de DDHH, la renovación de la Corte Suprema, sus vínculos y relaciones con los gobiernos progresistas de la región, el rechazo al ALCA de Bush, su negativa a reprimir la protesta social, medidas económicas como el canje de deuda del 2005, la nacionalización de las AFJP, o sociales como la Asignación Universal por Hijo.

Poniendo, en esos momentos, en un segundo plano aquellas decisiones mucho menos progresistas, que paulatinamente les habían ido enajenando apoyo ciudadano como graficamos más arriba. Podemos destacar entre ellas el haber dejado de lado la construcción política transversal y ocupado la presidencia del Partido Justicialista, haberle dado continuidad a políticas propias del menemismo como la petrolera y la minera, no haber afectado seriamente los intereses más concentrados, producto de lo cual los niveles de desigualdad y pobreza vigentes son incompatibles con el crecimiento económico verificado del 2003 a la fecha, los notables niveles de corrupción graficados en el insólito enriquecimiento de muchos de los gobernantes, las manipulaciones institucionales permanentes, el apoyo al actual modelo sindical y a su dirigencia, negándole sistemáticamente personería a la CTA, etc.

Todas esas luces y sombras fueron inteligentemente destacadas u ocultadas por el oficialismo del mismo 27 de octubre pasado en adelante, a los efectos de detener el estancamiento ostensible en la adhesión ciudadana que venían arrastrando y promover una recuperación de ella. Es claro que en lo inmediato eso ha sido logrado; aunque también exagerado ex profeso por funcionarios y dirigentes K, y por los mismos consultores que antes hablaban “del triunfo de Néstor en la primera vuelta”.

¿Ahora bien, es consistente este logro y tiene posibilidades de extenderse hasta las presidenciales? Vamos a arriesgar una opinión: no, no es sólido el apoyo y tendrá seguramente crecientes dificultades para mantenerse elevado en la medida que avancemos a las presidenciales.

Para empezar Cristina ha reiterado que va a mantener el rumbo. Pero sucede que justamente esa orientación de su gobierno, era la que no lograba concitar seriamente adhesión por encima del 25 % de la población antes de la muerte de Kirchner. Un rumbo cuestionado por la mayoría, entre otras cosas, porque más allá del crecimiento mantenía a un tercio de la población en la pobreza. Un camino que se sostenía cada vez más en la alianza política con la dirigencia impresentable del PJ y de la burocracia sindical. Un derrotero, en definitiva, de cada vez mayor doble discurso, de posar de progresista y acordar con los factores de poder real. ¿Andando los días, si se mantiene como todo indica esa estrategia, van a sostener los actuales niveles de adhesión? Muy difícil, casi imposible.

En segundo término nadie desconoce que el que lograba mantener, aunque con crecientes dificultades, en cierto equilibrio a los sectores que apoyaban al gobierno -particularmente al PJ- era Kirchner, solo Kirchner. Ni Cristina ni su segunda línea. Aun así era ya visible también, que dentro del propio justicialismo que los acompañaba crecía el desafío a la devaluada hegemonía kirchnerista. La noche anterior a la muerte del ex presidente, para no ir más lejos, el PJ bonaerense le había restado quórum a Moyano en el comité partidario. El día después de su deceso, Scioli reunió a todos los intendentes sin el líder de la CGT. A buen entendedor pocas palabras.

A todo ello cabe agregarle que el PJ que acompañó a Kirchner y dice estar hoy con la presidenta, es casi igual al que se le opuso. Es decir, de fuertes vínculos con el poder económico, mediático, eclesiástico. Y la posición dominante de este establishment es actualmente muy clara: el próximo gobierno debe promover mayor concentración económica para insertarse mejor en el mundo actual. Nada más idóneo para ello -según esta gente- que el justicialismo unido, en la Rosada, sin Cristina. ¿Va a resistir este mandato la mayoría de la dirigencia pejotista? Difícil, muy difícil. Pulsearan entre ellos el acuerdo, quedarán heridos en el medio, pero doble contra sencillo que se alinearán. Sin el PJ el kirchnerismo es muy débil, escaso poder propio ha construido.

El mayor apoyo popular al gobierno le servirá a Cristina seguramente para poder transitar mejor el año que le queda de mandato. Nada sencillo, puja de poder en el justicialismo e inflación mediante. Difícilmente no se vaya desflecando en la medida que pasen los meses.

Agitar su candidatura y su “seguro” triunfo en primera vuelta, le permitirá al kirchnerismo negociar desde una posición de cierta fuerza la salida con el justicialismo. Difícilmente sean una realidad.

El radicalismo ya tomó nota de este rumbo, más allá de las apariencias y de los discursos épicos del oficialismo. Se dispone para ocupar la otra parte de la escena bipartidista que buscan montar los poderosos en la Argentina post kirchnerista que se viene; y, si pueden, ser ellos los que arriben a la Rosada.

Las fuerzas populares debemos prepararnos para la batalla, el futuro debe ser nuestro, no de ellos. Encolumnados tras de la candidatura presidencial de Pino Solanas, con un proyecto claro y una convocatoria más que amplia y generosa, tenemos que reconstruir el Proyecto Nacional.

HUMBERTO TUMINI
MOVIMIENTO LIBRES DEL SUR

 

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional noviembre 10, 2010 21:28
Escribir un comentario

Sin Comentarios

Aún sin comentarios!

Sé el primero en comentar este artículo

Escribir un comentario

Sólo <a href="http://libresdelsur.org.ar/wp-login.php?itsec-hb-token=acceso-backend&redirect_to=http%3A%2F%2Flibresdelsur.org.ar%2Fnoticias%2Fla-muerte-de-kirchner-y-el-proceso-politico-por-venir%2F"> usuarios registrados </a> pueden comentar