El Salario Minimo Vital y Movil frente a la línea de indigencia. Por S. Martinez.

Santiago Martinez / Prensa Nacional
Por Santiago Martinez / Prensa Nacional diciembre 2, 2020 10:27

El Salario Minimo Vital y Movil frente a la línea de indigencia. Por S. Martinez.

El Salario Minimo Vital y Movil frente a la línea de indigencia.

Hace unos días el INDEC publicó los números de ingresos necesarios para superar la indigencia y la pobreza. En el caso de una familia tipo con dos niñes, quienes no alcancen por mes los $49.911,60 integran las amplias mayorías que están dentro de la pobreza y quienes no lleguen a sumar ingresos por $20.710, 20 son parte de la indigencia. Son quienes no logran los mínimos ingresos para reproducir las condiciones básicas de alimentación.

Ahora bien vamos a tomar este número el de la línea de la indigencia, para compararlo con otra variable. Con el Salario, Mínimo, Vital y Móvil. El monto lo establece el Consejo Nacional del empleo, la productividad y el salario mínimo, vital y móvil, que es la menor remuneración que pueden percibir los trabajadores.

El SMVM determina otras variables como el programa Potenciar trabajo, un plan social que otorga como remuneración la mitad del SMVM.

Según el INDEC con datos del segundo trimestre de 2020, hay un 40% de la población cuyos ingresos no superan el SMVM. Sólo el 30% de la población lo duplica.

El último 14 de octubre se reunió el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, para fijar los nuevos montos del mínimo salarial allí fijaron los nuevos valores. Desde octubre de 2019 venia fijado en $16.875. Los incrementos se decidieron en tres partes $18900 en octubre de 2020. A partir del primero de diciembre de 2020 pasaría a $20.588. En marzo el SMVM estará ubicado en $21.600.

Si bien es un aumento que puede analizarse como considerable no alcanza a equiparar a la inflación.

¿Hay ajuste?

En un reportaje al diario Página/12 el domingo 29/11 el Ministro de Economía Martín Guzmán expresa definiciones muy alentadoras como “El salario en sí no genera inflación. El salario en Argentina es una institución y tenemos que preservarla. Y buscar que el poder adquisitivo crezca por encima de la inflación para potenciar la recuperación.” O también en otra parte afirma “no hay forma de crecer y de estabilizar la economía con un ajuste económico. Eso nunca funcionó. La evidencia es abrumadora. Siempre que hay una recesión un ajuste económico genera más recesión.”

Sin embargo si uno compara el SMVM con el índice de la indigencia para una familia tipo de 4 personas (según datos del INDEC), ve como se ha ido deteriorando y cayendo por debajo de este último.

En el cuadro siguiente se ve como en diciembre de 2019 el SMVM era un 108,28% del límite de la indigencia, mientras que en octubre de 2020 es el 91,26%. Lo cual implica una pérdida considerable del poder adquisitivo.

Esto tomando el límite de la indigencia, si uno lo compara con la línea de la Pobreza no llega ni siquiera a un 38% de la misma.

 

Estos son los números, incluso luego de la reunión realizada en el mes de octubre cuando el Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil cuyos dirigentes, teniendo en cuenta el efecto devastador de la pandemia y de la pérdida de poder adquisitivo producto de las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri, dispusieron este magro incremento.

Durante el gobierno de Cambiemos, el SMVM venía de perder en forma drástica poder adquisitivo producto de importantes devaluaciones y su consiguiente traslado a la inflación. Pero siempre se mantenía superando el límite de la indigencia. Tal como podemos ver en el cuadro 2.

 

Logrando algunos incrementos en los meses en que coincide el aumento del SMVM, pero nunca recuperando lo perdido anteriormente.

Sabemos que ya está previsto el aumento para marzo de 2021 del SMVM a $21.600, no obstante si hiciéramos un ejercicio de proyección tomando un variable más que optimista de un aumento de 4% para noviembre y un 3% para cada uno de los meses que restan de aquí a mayo de 2021 vemos que la caída se sigue manteniendo. Tal como lo podemos ver en el cuadro 3.

 

Con estos números no parece que la salida no sea el ajuste. Es más lo que están poniendo en juego las y los trabajadores de nuestro país que los dueños de las grandes fortunas que tanto se quejan para pagar el impuesto a las grandes fortunas por única vez. Por supuesto que las grandes mayorías que tienen sus ingresos atados al SMVM ven caer su poder adquisitivo sin la posibilidad de lobby en los grandes medios de comunicación, ni representación en legisladores que defiendan sus intereses. El 0,02% de la población que debe pagar el aporte extraordinario a las grandes fortunas sigue imponiendo su agenda y el FMI mantiene sus recetas de ajuste, más allá de sus supuestas nuevas formas y tratos amistosos.

Santiago Martínez Laino.


Santiago Martinez / Prensa Nacional
Por Santiago Martinez / Prensa Nacional diciembre 2, 2020 10:27