Datos del Anses: El gran hermano Mauricio. Por H. Tumini

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional Julio 26, 2016 13:51

En el día de ayer a través una resolución de la Jefatura de Gabinete de la Nación, se decidió que el ANSES comparta sus bases de datos con la Secretaría de Comunicación Pública. Supuestamente para diseñar mejor sus estrategias de comunicación, de modo tal de “mantener informada a la población”. ¿Será cierto que es para eso solamente?

Digamos para empezar, que roza la ilegalidad dicha medida. Basta con leer la ley 25.326,  que tiene entre uno de sus objetivos “la protección de los datos personales”. Es mas, ya hubo debate en ese sentido cuando el gobierno de Cristina Kirchner quiso incorporar mas datos de los que renovaban su DNI -en un chip- que los que objetivamente hacían falta. Argumentaban los kirchneristas, igual que ahora Peña, que era para “interactuar con otros servicios públicos”. La inefable funcionaria del PRO, Laura Alonso, dijo en aquel entonces por twitt: “sigo esperando que Randazzo conteste para qué quiere mails y celulares cuando tramitamos DNI o pasaportes; ¿no usará nuestros datos personales para campaña?”. Seguramente ahora habrá cambiado de opinión.

Utilizar el Estado para fines partidarios, legal e ilegalmente, se transformó en una constante durante el kirchnerismo (y en los años noventa también). Todos recordamos a Futbol para Todos donde, con los dineros públicos, se hacía propaganda de campaña para los candidatos de Cristina; entre muchas otras malas costumbres. También tenemos presente el uso descarado de la publicidad pública en la CABA de Macri, en su campaña y la de sus candidatos (la cara de Rodríguez Larreta venía hasta con el ABL).

Por otro lado, no olvidamos la utilización de la SIDE durante el gobierno K para espiarnos a todos y todas. El mismo método al que Macri recurrió con las escuchas a los opositores y hasta a su familia; de las que zafó él judicialmente, como es habitual, pero dejando pegados a su jefe de policía y a su Ministro de Educación.

En resumidas cuentas antes, durante el kirchnerismo, teníamos un gobierno que utilizaba el Estado nacional para hacer campaña partidaria y para realizar espionaje e inteligencia ilegal sobre los ciudadanos. Parece que ahora, con esta administración que dijo venir a cambiar las cosas, será igual. No es una mera especulación esto que decimos, hay elementos mas que objetivos para alertarse y preocuparse. No solo por los antecedentes macristas en la CABA, sino por cosas concretas que están sucediendo a saber en la actualidad:

a) Los ataques por las redes sociales a los que critican al presidente y sus políticas (Tinelli es el caso mas resonante, pero lejísimo de ser el único, todos los opositores que estamos en las redes sociales lo vivimos y sufrimos permanentemente). ¿Quienes los financian y dirigen? Difícil no ver la mano del gobierno allí. A los trolls K, que hacían exactamente lo mismo, los denunciaba en su momento Lanata. Nos preguntamos ahora: ¿son distintos los trolls macristas?

b) Pusieron de segunda de la AFI  a una menemista de larga data. Le volvieron a dar juego a Stiuso y hasta quisieron instalar en la embajada en el Vaticano un hombre suyo. Todo indica que le montaron una operación -ilegal, sin orden judicial- a José López para agarrarlo con las manos y los bolsos en la masa. ¿Sobre quién direccionarán el espionaje entonces? No es difícil suponerlo. ¿Se ajustarán a lo que indican las leyes? Difícil que el chancho chifle, basta ver lo que hizo Menem en los ‘90.

c) Acaban de anunciar con bombos y platillos un plan de celulares baratos con 4G. Para todos y todas dirían un año atrás. En buena hora, pero nos preguntamos nosotros: ¿de golpe este gobierno tan insensible con los que menos tienen, decidió subsidiarles las comunicaciones? ¿No será que quieren extender su propaganda -recontra masiva- por las redes sociales a los pobres también? Seguramente, con plata del Estado y con motivos bastante menos loables de los que explicitan. Kirchnerismo puro.
 
d) Finalmente pasan todos los datos personales que están en el ANSES, como decimos mas arriba, al Jefe de Gabinete. El argumento está en la resolución Nº 166: “mantener informada a la población a través de diversas modalidades, que incluyen desde las redes sociales y otros medios de comunicación electrónicos, hasta el llamado telefónico o la conversación persona a persona, de forma de lograr con los ciudadanos un contacto individual e instantáneo”. No es difícil de ver que están vendiendo gato por liebre y, acorde a la experiencia, también usarán toda esa información para fines partidarios. Ya tendremos la palabra de Mauricio en nuestro celu y/o computadora. Futbol para Todos no ha muerto, solo ha cambiado el recorrido para llegar a la gente.

Evidentemente el gobierno de Macri no tiene demasiados pruritos, igual que antes Menem y luego los K, a la hora de apropiarse del Estado (que es de todos) y usarlo para sus intereses. Ni tampoco para hacerlo al margen de la ley cuando así les conviene. ¿Cambiemos? No, la derecha es siempre la misma aunque cambien, eso si, algunos nombres.

Humberto Tumini
Movimiento Libres del Sur

Comentarios

Humberto Tumini / Nacional
Por Humberto Tumini / Nacional Julio 26, 2016 13:51

Artículos Relacionados

Seguinos

  • YouTube

Sumate al movimiento!

Sumate al movimiento!