[Tucumán] Federico Masso: "Con las medidas que anunció Macri no hay Pobreza cero"

Federico Masso / Tucumán
Por Federico Masso / Tucumán abril 17, 2016 16:20

[Tucumán] Federico Masso:

El presidente Mauricio Macri anunció ayer la extensión de la Asignación Universal por Hijo (AUH) para monotributistas y la devolución del IVA para beneficiarios de la AUH y jubilados. El paquete de medidas contempla que monotributistas perciban las mismas asignaciones familiares que reciben trabajadores en relación de dependencia,  extensión a un año del cobro de asignaciones familiares para trabajadores temporarios, se compatibilizarán planes sociales con Asignaciones Universales por Hijo en todas las provincias, pago por única vez de una suma extra de 500 pesos para beneficiarios de jubilación mínima y AUH, aumento del tope de facturación del monotributo social a 72 mil pesos anuales, actualización de valores de programas de empleo y capacitación. También el gobierno nacional planteó la convocatoria para la segunda quincena de mayo del Consejo del Salario, del Empleo y la Productividad que define el salario mínimo vital y móvil. Nada se dijo en relación a los despidos. Respecto de la devolución del IVA para los alimentos de la canasta básica, el ministro de trabajo Jorge Triaca aclaró que alcanzará a casi 8.300.000 pero limitó el alcance a 300 pesos mensuales por beneficiario.

Según el relevamiento del mes de marzo realizado por el Índice Barrial de Precios (IBP) del ISEPCI (Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana) los descuentos del IVA de los productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) sumarían un total de $428,26. Al mismo tiempo el conjunto de gastos  indispensables efectuados en un mes por la misma familia (Canasta Básica Total, CBT) llega a $9164,13, por lo cual el ahorro obtenido estaría en el orden de 4,67%, si se hubiera aplicado a partir del mes pasado. Si tenemos en cuenta que el salario mínimo vital y móvil es de $6060, la jubilación mínima es de $4959 y la AUH de $966, los cooperativistas con monotributo social perciben un salario de $2600 pesos por mes, y el sueldo promedio que se paga en el país es de $8135, en ningún caso alcanzan a cubrir los gastos mínimos de una Canasta Básica Total (CBT) para estar por encima de la línea de pobreza. Tampoco obtendrían ese ingreso mínimo con la exención del IVA a los alimentos, ya ésta les permitiría ahorrar sólo $428,26 por mes, si eventualmente lograran adquirir todos los productos de la CAB en esas condiciones. Lo cual en este contexto de alta inflación, no sólo de los alimentos, sino también del transporte, las tarifas de energía, y todos los productos indispensables para la vida de una familia, es un valor insignificante.

Como se ve, el descuento del IVA a los alimentos en ningún caso permite a las familias, cuyos jefes reciben estas remuneraciones mínimas, salir de la pobreza. Por eso, si realmente se trata de resolver la situación de las franjas que están por debajo de la línea de pobreza, según el anunciado slogan de campaña de “Pobreza Cero” es necesario buscar alternativas que contemplen dos condiciones indispensables. La primera es que la excepción del IVA debe abarcar, no sólo a los alimentos, sino a todos los productos de la Canasta Básica Total. La segunda es que debe llegar a todas las familias cuyo ingreso esté por debajo de los dos salarios mínimos.Con un aumento en un millón cuatrocientos mil pobres en el país en el último trimestre, según datos de la Universidad Católica Argentina, provocado por despidos, aumentos de tarifas y precios a través de la inflación, sumados a una economía con millones de personas en la pobreza estructural, la desocupación, la economía precarizada y en negro que nos dejó el kirchnerismo sin resolver, estas medidas sociales planteadas son altamente insuficientes.

En mi provincia de Tucumán, la pobreza tiene consecuencias concretas sobre la vida de nuestros niños y adolescentes: tenemos 41% de malnutrición, 10% de bajo peso y desnutrición, según datos del Indice Barrial de Salud Nutricional (IBSN) mientras cada semana mueren jóvenes sin futuro a consecuencia de la adicción al paco.

En  la última sesión en la cámara hice un planteo sosteniendo la necesidad de tratar con urgencia proyectos de ley para paliar la emergencia social.

Las medidas económico-sociales anunciadas por el Ejecutivo Nacional son insuficientes para mitigar el ahogo de nuestros compatriotas con la situación de recesión económica, despidos, tarifazos e inflación que se suman a una pobreza estructural en la que siguen millones de argentinos para los que no hubo una década ganada.

Es indispensable avancemos con el tratamiento en el Congreso Nacional de las leyes sociales que se vienen consensuando en la Mesa de Trabajo en la que participan los Movimientos Sociales, la Pastoral Social junto a diputados y diputadas de distintos espacios políticos como son el interbloque Progresistas, la izquierda, sectores del peronismo y del massismo.

Es urgente aprobar la suspensión de los despidos con el pago de la doble indemnización, la extensión de la tarifa social para servicios y transporte público, el aumento de jubilaciones y pensiones, la actualización salarial, de los planes sociales y los trabajadores cooperativistas, así como del monto del seguro de desempleo, y políticas para la economía social y las PYMES que son los sectores que sostienen mayoritariamente el empleo.

Federico Masso

Diputado de la Nación
Provincia de Tucumán
Bloque Libres del Sur
Interbloque Progresistas

Federico Masso / Tucumán
Por Federico Masso / Tucumán abril 17, 2016 16:20