Con Macri la educación pública va a desaparecer

Por: 
Laura González Velasco*

CON MACRI LA EDUCACIÓN PÚBLICA VA A DESAPARECER  

Desde el inicio del ciclo lectivo 2012 los trabajadores/as docentes porteños vienen reclamando un aumento salarial que ubique al ingreso por encima de la inflación, en consonancia con las conflictivas paritarias nacionales de CTERA. Otros planteos de las negociaciones gremiales se vinculan con la vigencia del Estatuto del Docente y las condiciones edilicias escolares. Aún con el rechazo de las asambleas de UTE y ADEMYS a la propuesta del ministro Bullrich, las clases empezaron el 28 de febrero en la Ciudad. Sin embargo un hecho gravísimo está afectando a la educación pública de la Ciudad y movilizando a la comunidad educativa: el cierre de 221 cursos en escuelas primarias, secundarias y técnicas.

Un día después del inicio de clases, el 29 de febrero, en el marco del Decreto 1990/97 se envió a las escuelas la Disposición Nº15/2012 que cierra grados en 143 escuelas primarias, 53 escuelas medias y 25 escuelas técnicas de los distritos escolares: 2º, 3º,6º,7º,8º,9º,10º,12º,15º,18º. La unilateral e intempestiva comunicación significa de hecho el hacinamiento de los alumnos en otros grados y cursos, y la afectación de más de 1400 docentes: maestros, profesores y docentes curriculares y extra-curriculares de distintas disciplinas. Por este motivo se vienen realizando abrazos a las escuelas afectadas, presentación de amparos ante el Juzgado Nº 10, movilizaciones al Ministerio de Educación y a la Jefatura de Gobierno para detener la medida.

Se trata de una clara medida de ajuste educativo que se hace con argumentos insostenibles como la dificultad pedagógica que implica abordar el “proceso grupal” con cursos de quince alumnos: ¿sabrán estos funcionarios que es más adecuado trabajar en grupos reducidos cuando hay niñas/os integrados con capacidades diferentes como sucede en varios de estos cursos?,¿les parece adecuado pedagógicamente fusionar cursos y amontonar alumnos armando grupos de 40 pibes?, ¿cuestionan a las escuelas privadas que tienen cursos reducidos o allí siguen pagando los subsidios?

Se plantea en la disposición ministerial que con esta medida se podrán desviar los recursos para desdoblar cursos en la superpoblada zona sur y dar respuesta a una enorme cantidad de vacantes faltantes en educación inicial. Es cierto que la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires tiene una enorme deuda educativa (grupos numerosos, niñas/os y adolescentes con problemáticas sociales graves, falta o deterioro de la infraestructura), también es cierto que la educación inicial no es garantizada hoy por el estado como dice la Ley de Educación y que es necesario abrir salas infantiles. Lo que es mentira es que esas aulas necesarias en el sur y para los jardines se estén abriendo o siquiera construyendo.

Para fortalecer las necesidades educativas más urgentes de la Ciudad no hay que hacer recortes o ajustes en otras zonas y áreas educativas sino que es necesario destinar más presupuesto a las escuelas públicas y no seguir aumentando subsidios al negocio de la educación privada que ya se lleva más de 1000 millones de pesos. Además hay que gestionar con responsabilidad ya que la actual administración educativa porteña sub-ejecuta en más del 50% cada año el presupuesto en infraestructura.

La educación como derecho social debe ser garantizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La escuela pública laica y gratuita es el mejor lugar para construir ciudadanas y ciudadanos libres, iguales en su diversidad, solidarios y comprometidos en la construcción de una sociedad más justa.

*Docente y Educadora Popular-Referente del Movimiento Libres del Sur en el FAP-CABA

Movimiento Libres del Sur

Humberto I° 542 (San Telmo)

Ciudad Autonoma de Buenos Aires - Argentina