La tragedia de Once y el "relato" del neokirchnerismo.

Libres del Sur
Por Libres del Sur febrero 23, 2019 16:24

La tragedia de Once y el

EDITORIAL
23 de febrero del 2019

La Tragedia de Once y
EL “RELATO” DEL NEOKIRCHNERISMO

Ayer 22 de febrero se cumplieron 7 años de una de las peores tragedias de los últimos tiempos en el país, el choque de un tren en la estación de Once en la Ciudad de Buenos Aires con el saldo de 51 muertos y 789 heridos.

Desde el principio quedo claro que fue consecuencia del mal estado de vías, estaciones y trenes. Lo que a su vez evidenciaba que ese estado de cosas era producto de la corrupción, en un sistema ferroviario que recibía generosos subsidios. Corrupción que, paralelamente, mostraba una clara complicidad entre los empresarios que tenían la concesión y el gobierno nacional.

Desde la administración de Cristina Kirchner hicieron lo posible y lo imposible para trabar la investigación de lo sucedido, dando todo tipo de justificaciones, embarrando la cancha judicial y eludiendo de todas las maneras posibles sus responsabilidades. Pero la firme lucha de los familiares de las víctimas y el enorme apoyo que tuvieron en la sociedad y también de múltiples sectores, evitó que todo quedara impune. Hoy los principales responsables directos -De Vido, Schiavi, el empresario Cirigliano- están en la cárcel.

 

Si hubiera tenido éxito el activo accionar del gobierno de ese momento, todo hubiera quedado simplemente como una desgracia del destino o, peor aún, que la culpa fue del motorman. Se lo dijo CFK al periodismo en el 2017: “El maquinista no accionó los frenos. Fue una tragedia terrible y brutal. Si vos no frenás y te estrellás...". Unos años antes, en el 2014, la expresidenta presentando formaciones nuevas en el Sarmiento (el ramal del accidente) hasta bromeó con la tragedia: “Miren que hay que hacer rápido, porque si no viene la próxima formación y nos lleva puestos”, señaló en forma jocosa.

“La corrupción mata” fue una de las consigna enarboladas por los familiares de Once en su lucha y por muchísimos sectores populares, entre ellos nuestro partido Libres del Sur. Apuntando inequívocamente al gobierno de Cristina Kirchner. Todo lo que se ha conocido con posterioridad: los hoteles familiares para lavar dinero, los cuadernos de Centeno, los bolsos de José López, las inversiones del secretario Muñoz en el exterior, etc, solo ratifican lo que puso al descubierto la tragedia aquella.
No obstante, es llamativo ver ahora a dirigentes que durante años fueron muy críticos del gobierno de Cristina, en particular por la extendida corrupción que evidenciaba, como Juan Grabois y Victoria Donda, manifestarse con un relato de corte neokichnerista. Diciendo el primero que “Cristina no sabía de la corrupción, es inocente, es una perseguida política”, y la diputada que “hasta ahora no se demostró ningún hecho en la Justicia, lo que se le adjudica a Cristina hay que probarlo”. Esto último lo dice alguien, como Donda, que votó en la Cámara de Diputados el desafuero de Julio De Vido sin que este tuviera condena, pero si claros indicios de culpabilidad en lo que se le imputaba.
Evidentemente, las ambiciones personales en la política llevan a ciertas personas a tratar de explicar lo inexplicable para poder justificar sus acciones, que borran con el codo lo que alguna vez escribieron con la mano.

HUMBERTO TUMINI
Movimiento Libres del Sur

Libres del Sur
Por Libres del Sur febrero 23, 2019 16:24